Deportividad bajo el capot

Edición Impresa

La gama del Peugeot 308 sumó la versión Sport. Se trata de un vehículo dominado por la sobriedad estética ya que no hay a simple vista grandes cambios con el resto de la familia. La diferencia está en el motor que le imprime su carácter deportivo.

Peugeot es la automotriz que más variedad de modelos fabrica en la Argentina. Un dato no menor. En esta estrategia de posicionarse como un referente de la producción nacional, sumo la versión Sport del 308. Se trata del tope de gama de esta familia en lo que se refiere a los vehículos que salen de la planta de El Palomar. Desde Francia se importa una versión GTI más potente.

La versión «made in Argentina» se presenta con una única alternativa de motorización y transmisión. Un propulsor de 1.600 cc THP de 163 cv y una caja automática de seis velocidades.

Lo primero que hay que saber de este modelo es que se trata de una versión Sport bajo un concepto de gran sobriedad ya que a simple vista es muy difícil determinar su carácter deportivo. En materia de diseño exterior es casi similar al resto de la gama. Un logo con la sigla del motor (THP) y llantas diferenciadas sirven para identificar este modelo. En el interior tampoco abundan los elementos que resalten una personalidad diferente.

El volante, tapizado en cuero y con una parte plana, es lo más distintivo de esta versión. El resto responde a la calidad de materiales y confort del nivel de equipamiento Feline que ofrece el resto de la gama. Así, mantiene un espacio confortable y luminoso, gracias al amplio techo vidriado que se extiende sobre las plazas delanteras. Butacas cómodas pero tampoco las que se utilizan en autos deportivos y una buena posición de manejo mediante la regulación en altura del asiento del conductor y el doble ajuste de la columna de dirección. Las plazas traseras son cómodas para dos pasajeros.

El factor que determina su carácter deportivo se encuentra bajo el capot. El propulsor, si bien tiene menor cilindrada del conocido 2.0, cuenta con una potencia mayor ya que desarrolla 163 cv. Es un motor diseñado de manera conjunta por el Grupo PSA y BMW.

Se comporta de manera eficiente y ágil. La caja de cambios es equilibrada entre la posibilidad de ofrecer buenas prestaciones y un nivel de consumo razonable. La función Sport permite un desempeño más nervioso y, si el conductor prefiere imprimirle más carácter, se puede optar por la forma manual pasando los cambios a través del selector ya que no cuenta con levas detrás del volante.

La suspensión es similar al resto de la gama ya que no registra ningún ajuste especial lo que le otorga un andar suave.

Se completa con un amplio equipamiento en materia de seguridad.

Dejá tu comentario