Deportividad

Edición Impresa

Pensado para correr, la coupé de la marca alemana muestra un aceptable andar en tránsito urbano.

1| Con el boom de ventas de 2012 y 2013 en el país, llegaron muchos exponentes del segmento de los deportivos. En ese contexto, se comercializó el Volkswagen Scirocco con dos motorizaciones hasta que las trabas a las importaciones y el "cepo" al dólar obligaron a su alejamiento. Ahora, con nuevas condiciones económicas, regresó a recuperar su lugar en el mercado. Esta tercera generación del modelo que se conoció en 2008 llega con una única versión.

2| En 2014 se realizó la última actualización y en 2015 sumó la versión GTS de carácter más deportivo. Comparado con el 2.0 ya conocido incorpora luces diurnas y detalles en la parrilla y el paragolpe delantero. El aspecto deportivo se realza con sticker con franjas rojas y grises que cruzan desde el capot hasta el baúl a través del techo, doble escape y rediseño de llantas. De todas maneras no llega a tener la estética más extrema del Scirocco R. Pese a los cambios que ha tenido desde su aparición en 2008, las líneas mantienen un aspecto sobrio y conservador.

3| Esa sobriedad se mantiene en el interior. Las butacas revestidas en tela repiten los detalles rojos del exterior y llevan bordadas el emblema GTS. El mismo efecto se encuentra en los cinturones de seguridad. Se percibe una buena calidad de los materiales y las terminaciones. El tablero es de fácil lectura y sin estridencias, y cuenta con la particularidad de incorporar en la consola central tres indicadores: manómetro, temperatura de aceite y cronómetro. Se puede lograr una buena posición de manejo, especialmente para quienes gusten de ir bien pegado al piso y con las piernas bien estiradas. El volante muestra un diseño atractivo y buen grip con la posición de las levas, para el manejo manual, en una posición muy cómoda. El baúl es razonable para una coupé con un volumen de 318 litros.

4| Esta única versión del Scirocco GTS está equipada con un motor 2.0 TSi de 211 CV y 280 Nm de torque con caja automática DSG de seis velocidades. En Europa ya se comercializa con motor más potente.

5|Su comportamiento hay que evaluarlo en un aspecto amplio. Es un deportivo pero al no ser extremo puede ser un vehículo para todos los días. No demanda estar todo el tiempo con el acelerador a fondo. En ciudad, la combinación motor-caja ofrece una buena respuesta en el tránsito urbano aunque, obviamente, está más pensada para un manejo deportivo. Es por eso que su mejor perfomance se revela en rutas o autopista. Acelera de 0 a 100 Kmm/h en menos de 7 segundos. Y la caja está bien relacionada para responder en todas las marchas, algo útil en maniobras de sobrepaso. Aunque al faltarle una séptima marcha su andar a altas velocidades tira para arriba las revoluciones. Si se quiere imprimir un manejo más extremo, se puede apelar a la función Sport.

6| Si bien la suspensión es algo dura para la ciudad, al no ser un deportivo radical ofrece un andar bastante confortable. Sólo hay que tener precaución para evitar golpear en lomo de burro o cunetas. Esa dureza se agradece a altas velocidades y en curvas ya que transmite seguridad. Esto, ayudado por un centro de gravedad bajo.

7| La dirección es precisa y firme, el consumo promedio es de alrededor de 8 litros cada 100 km y los frenos responder de muy buena forma.

8| El equipamiento de seguridad incluye control de estabilidad y de tracción ABS con repartidor de frenado, seis airbags, asistente de arranque en pendiente, alerta de pérdida de presión y de fatiga. No cuenta con cámara de retroceso.

9| En cuanto al confort, tiene un nuevo sistema multimedia con pantalla táctil con función Mirror Screen que permite replicar funciones de dispositivos móviles. También cuenta GPS y APP connect, puertos AUX y USB.

10| El precio es de u$s49.894 y cuenta con garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

Dejá tu comentario