Depósitos privados cayeron el 3% en mayo

Edición Impresa

La tendencia de las primeras tres semanas de mayo muestra una caída de los depósitos privados en pesos del 3,1% mensual, de acuerdo con datos del Banco Central al 21 de mayo. Los principales retrocesos están vinculados con las colocaciones a la vista, que, según explica el BCRA, fueron afectadas principalmente por los fuertes vencimientos impositivos, lo que se suma al efecto estacional negativo de este mes. También debe de haber una pequeña porción explicada por la corrida hormiga hacia el mercado cambiario al son de la crisis mundial.

El total de los depósitos en pesos del sector privado asciende a $ 163.137 millones, de los cuales $ 86.476 millones corresponden a colocaciones en cuenta corriente y en caja de ahorro, y el resto, $ 68.866 millones son plazos fijos. Hasta el 21 de mayo, los depósitos a la vista estaban cayendo, según datos del BCRA, un 5,4% y los plazos fijos, un 0,6%.

Magro desempeño

En el año, el desempeño de los depósitos privados en pesos es magro dado que sólo han crecido 2,8% (las colocaciones a la vista bajan el 1,5% y los plazos fijos crecen el 8,2%).
Al contemplar el efecto inflacionario, para el BCRA las colocaciones privadas en pesos caen el 2% en lo que va de 2010.

De todos modos, con el elevado nivel de liquidez con que cuenta el sistema financiero, este retroceso de los depósitos privados en mayo no debería ser inquietante. Los bancos tienen entre circulante en efectivo ($ 11.040 millones), encajes ($ 29.409 millones), Lebac y Nobac ($ 55.391 millones) y pases pasivos ($ 16.572 millones) más de $ 112.400 millones. Este amplio nivel de liquidez representa una cobertura de aproximadamente el 69% de los depósitos en pesos privados y el 45,8% de los depósitos totales.

Compensación

Además, el comportamiento de los de-pósitos del sector público compensan el letargo de los privados, que de la mano del crecimiento nominal de la recaudación registran un incremento del 14,3% en el mes, llegando a niveles de $ 82.214 millones.

Los rendimientos ofrecidos a los ahorristas tampoco colaboran para seducir a los ahorristas. Las tasas de interés de los plazos fijos están en promedio al 8,7% anual a 30 días y al 10,1% a 60 días o más, lo cual en términos reales, o sea, descontando la inflación esperada del año, son muy negativos. Esto es una señal a tener en cuenta porque en medio de un deterioro del proceso de monetización que se observa en los últimos meses, si se potencia la crisis mundial, los ahorristas pueden tentarse con la estabilidad del dólar como refugio barato.

Dejá tu comentario