28 de diciembre 2012 - 00:00

Dicen en el campo...

... que las temperaturas extremas, las lluvias y tormentas, los feriados de Navidad, la jugada del Gobierno contra el predio de la Rural en Palermo, la decisión de suspender ayer la comercialización de hacienda (por esta última causa) que determina casi 15 días sin mercado ganadero (hasta el 3 de enero), un tractorazo de los fruticultores de Villa Regina y Allen por los malos precios de su producción, y alguna comida de último momento hoy, con la conmemoración del Día de los Santos Inocentes, fueron apenas algunos de los acontecimientos de esta casi última semana de 2012 que, sin duda, promete un verano «caliente» en varios frentes. Ya la cosa venía complicada por el lado del clima y de las relaciones entre las entidades cuando, sorpresivamente, sobre el fin de semana pasado se conoció la decisión oficial de expropiar el histórico predio de la Rural en Palermo (con una intimación a desalojarlo en 30 días) que cambió bruscamente el escenario, ya que la primera manifestación externa fue, justamente, que más allá de las diferencias que venían sosteniendo los dirigentes, y que en algunos casos ya eran desprolijamente inocultables, igual que con «la 125», se volvió a conformar un frente común de todas las organizaciones, y en los distintos niveles (nacional, provincial, etc.). Opuesta fue la reacción en el seno del Gobierno, donde la noticia tomó por sorpresa a más de uno. Varios, en voz baja, dijeron no estar de acuerdo con «el momento» para hacerlo, aunque respaldaron la decisión que promete un largo trámite jurídico, entre otras cosas, porque fue el propio Domingo Faustino Sarmiento, en 1875, el que le asignó el predio a la Sociedad Rural para que ahí haga su muestra anual, y si ése no es un derecho adquirido...



... que el hecho volvió a convulsionar al sector en un momento de por sí muy complicado. Es que el malhumor por la imposibilidad de avanzar con la siembra de los granos gruesos, pero también con la magra cosecha fina (trigo y cebada especialmente) no necesitaba de aditamentos extra. De hecho, los contratistas señalan que es tan malo el estado general de los caminos, y tan copiosas las lluvias que, aunque carguen apenas 20.000 kilos en lugar de los 30.000-32.000 que llevan los camiones graneleros, igual se encajan en los maltrechos y peor atendidos caminos de tierra. Para colmo, tales fueron las lluvias que hasta la autopista Rosario-Santa Fe se cortó porque el agua pasaba por arriba del pavimento. «Lo mejor que me puede pasar es que siga lloviendo, así no siembro y, seguramente, voy a perder menos», reconocía, amargamente, un dirigente del interior. Y ésa es la cuenta que está haciendo más de uno. Algo mejor dicen que están los empresarios del sector de maquinaria ya que muy lentamente se estaría normalizando la importación de bienes intermedios. Ergo, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, habría flexibilizado las estrictas normas que impedían casi totalmente las importaciones, lo que frenó también a la industria nacional que se vio así sin insumos básicos. De todos modos, reconocen que la devolución del IVA técnico sigue atrasada, lo mismo que los reembolsos y reintegros por las expos, y esto quita un porcentaje importante del escaso capital de trabajo que están teniendo estas empresas.

... que también la «quita» del Formulario 1116 que emitía la FAA de Eduardo Buzzi, pero cuyo producido se distribuía entre algunas de las entidades, terminó de echar leña al fuego. De ahí la mediática frase de Buzzi: «Hasta los apellidos nos van a sacar». Es que los dirigentes comienzan a cubrirse del malestar de sus propias bases cuyo endeudamiento -creciente- no se condice con el estado general de la cosecha. Y no sólo porque el volumen a recolectar va a volver a ser menor que el esperado al comenzar la campaña, sino también porque la calidad viene siendo particularmente pobre y los costos de control de plagas y enfermedades (a partir de las altas temperaturas y la gran humedad) terminan de conformar un «combo» para nada bueno, y que se va a ir profundizando con el avance de la campaña.

S.M.

Dejá tu comentario