Diez grandes paraísos fiscales

Edición Impresa

Se dice que los "tax haven" son territorios de baja o nula tributación que, mediante normas específicas internas, garantizan la opacidad de las transacciones, con la ausencia absoluta de registros, formalidades y controles fundamentalmente a ciudadanos y empresas no residentes que se domicilien allí a efectos legales. Se dice que se usan para lavar dinero, evadir impuestos o realizar fraude fiscal. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) hizo en 2000 una lista de 31 países; hoy dice que ya no hay esos "paraísos".

Islas Caimán, Gran Bretaña



En este territorio británico de ultramar, que está al noroeste de Jamaica, entre Cuba y la costa de Honduras, en el mar Caribe, hay 584 bancos, operan 2.200 fondos especulativos y es domicilio de 44.000 empresas. Se dice que allí se manejan más de 500 mil millones de dólares en activos y hay una circulación de 2 mil billones de dólares. Son el tercer centro financiero mundial en el campo de los fondos de inversión, detrás de Londres y Nueva York. Si bien gran parte de los hedge funds son gestionados desde Londres, Nueva York y Los Angeles, 10.279 de los 13.511 fondos registrados en todo el mundo a fines de 2011 estaban registrados allí.



Bahamas, Mancomunidad



Este país, formado por más de 700 islas, cayos e islotes, al norte de Cuba y al sureste del estado de Florida (EE.UU.), forma parte de la Mancomunidad de las Naciones, monarquías constitucionales que tienen a la reina Isabel II como simbólico jefe de Estado. Los servicios financieros constituyen el segundo sector, detrás del turismo, en importancia de su economía. Desde 2001, cuando el Gobierno decretó nuevas regulaciones al sector financiero, muchos negocios internacionales se fueron del país.



Bermudas, Gran Bretaña



Este archipiélago en el mar de los Sargazos, América del Norte, forma parte del territorio británico de ultramar. Las principales fuentes de ingresos son las empresas multinacionales de seguros y el turismo. Operan en las Bermudas 37 bancos y 11.000 empresas, de allí su fama en el mundo de centro financiero de gran reputación: transacciones internacionales y niveles de normalización elevados volvieron al país uno de los lugares preferidos para quienes elaboran diversas ingenierías financieras.



Barbados, Mancomunidad



Esta isla nación, una de las Antillas Menores, está entre el mar Caribe y el océano Atlántico, es sede de importantes empresas, sobre todo financieras, dado el alto nivel de protección del secreto bancario y los bajos impuestos que soportan. Se dice que allí están 41 bancos, 362 compañías de seguros y 3.920 empresas. Ningún impuesto o plusvalía, retención de impuestos en origen ni control de cambios. Atrae por sus incentivos fiscales y la reputación como centro bancario offshore de calidad.





Aruba, Países Bajos



Está al sur del mar Caribe y al noroeste de Venezuela. Operan 17 bancos y 3.000 empresas. Hay servicios para constituir fideicomisos o trusts, y sociedades mercantiles que sirven para gestionar sociedades offshore registradas en ese paraíso fiscal. Da grandes ventajas a empresas offshore, son diversas exenciones de impuestos, economía estable, y es zona de libre comercio.



Isla de Man, Gran Bretaña



Depende de la Corona británica con Gobierno autónomo, está formada por una isla principal y algunos islotes situados entre Irlanda y Gran Bretaña. La OCDE, el FMI y numerosos gobiernos consideran a la isla de Man un paraíso fiscal. Es una de las economías con mayor crecimiento en Europa. La isla atrae negocios del exterior por su política de bajos impuestos y su regulación financiera. El FMI ha afirmado que las defensas de la isla contra el lavado de dinero procedente de actividades delictivas cumplen con los estándares mundiales y que la isla coopera en la lucha contra el crimen financiero internacional.



Belize, Belice



Este país, de monarquía constitucional parlamentaria, limita al norte con México y al oeste y sur con Guatemala. Es una de las jurisdicciones famosas tanto para constituir sociedades offshore como trusts, porque cuenta con la legislación más completa y moderna. No tiene tratados de intercambio de información fiscal firmados. Aunque considerado paraíso fiscal por la OCDE, no está en la lista negra de países no cooperantes y tampoco está vetado por el GAFI, organismo con el que colabora.



Delaware, Estados Unidos



Las compañías que cotizan en Wall Street hace tiempo que encontraron su oasis legal en Delaware, el segundo estado más pequeño de EE.UU. En Delaware, desde el siglo XVIII es tradición atraer a través de incentivos fiscales a empresas de otros estados y más adelante también de todo el mundo. En el number one de los paraísos fiscales existen más empresas que habitantes; el New York Times estimaba que 285.000 compañías tienen su sede en Delaware para aprovechar las enormes ventajas fiscales.



Vaduz, Liechtenstein



Los bajos impuestos y unas leyes de incorporación al comercio muy permisivas han llevado a 73.700 compañías a establecer oficinas en este principado constitucional, lo que supone un 30% de los ingresos estatales. Un escándalo fiscal (2007) por la evasión de capitales de alemanes hacia Liechtenstein puso de manifiesto que el sistema financiero del país actúa como un paraíso fiscal. Este país centroeuropeo es una importante jurisdicción low-taxe, con estricto secreto bancario y una legislación flexible.



Luxemburgo, Unión Europea



Este pequeño país rodeado por Francia, Alemania y Bélgica, conducido por una monarquía constitucional, es un centro financiero que compite con Bélgica y Países Bajos. Posee el segundo PBI per cápita más alto del mundo después de Qatar. Alberga las sedes centrales de varias corporaciones multinacionales, cuenta con 320 establecimientos financieros, opera 1.200 fondos entre fondos de pensiones, fondos soberanos, etc., más de 10.000 holdings y grupos de empresas y 55 bancos propios

Dejá tu comentario