Dura exposición del fiscal en inicio del juicio por Belsunce

Edición Impresa

Mostró seis balas y explicó, simbólicamente, que cada una encerraba una razón para responsabilizar a Nicolás Pachelo por el asesinato.

El fiscal Patricio Ferrari, uno de los miembros del Ministerio Público que encabezan la acusación en el tercer juicio iniciado ayer por el crimen de María Marta García Belsunce en el country Carmel de Pilar, impresionó en su exposición inicial exhibiendo sobre una mesa seis balas para enumerar las razones por las que le adjudicarán a Nicolás Pachelo la autoría del crimen.

Parado al costado de su escritorio, micrófono en mano y mirando a los jueces, Ferrari fue colocando una a una y sobre una pequeña mesa, seis balas para enumerar seis elementos clave de la causa que, según su hipótesis, demostrarán la culpabilidad del exvecino del matrimonio Carrascosa-García Belsunce.

Cantidad

“En línea con la cantidad de disparos que deliberadamente Nicolás Pachelo efectuó en la cabeza de la víctima son solo seis las razones que sintéticamente la acusación va a esbozar a esta altura para demostrar la plataforma fáctica”, señaló a modo de introducción.

El fiscal paró la primera bala sobre la mesa y dijo: “Pachelo asalto prácticamente todas las casas que rodeaban perimetralmente a la casa de la víctima, particularmente los días domingos entre las 18 y las 20 horas, esa era su zona de confort criminal”.

Para el segundo proyectil, comentó: “Pachelo meses antes de la muerte de María Marta García Belsunce, le sustrajo a ella su mascota, su perro ‘Tom’, el hijo que con Carlos Carrascosa no habían podido tener”.

Explicó que por ello, les exigió “el pago de un rescate”, que el matrimonio no realizó y que por ese motivo María Marta nunca había podido recuperar al animal.

Ferrari luego dijo que la víctima le tenía “miedo” al acusado, que el imputado “no podía tolerar que María Marta comunique” en la comisión directiva de Carmel su interés para que el vecino “abandone el barrio” y que, por ello, “Nicolás Pachelo odiaba a María Marta”.

Con el tercer proyectil que posicionó sobre la mesa, el fiscal dijo que se probará que Pachelo “era usuario irregular de un arma de fuego de idénticas características de la usada para cometer el crimen”.

Para la cuarta bala, el fiscal comentó que Pachelo “formuló una coartada absolutamente falsa desde el momento mismo de la comisión del crimen”.

“La fiscalía va a demostrar de manera incontrovertible que Pachelo fue la última persona que vio con vida a María Marta García Belsunce a escasos metros del lugar del hecho”, agregó.

Al apoyar la quinta bala, el representante del Ministerio Público aseguró que Pachelo “amenazo u hostigó a la totalidad de testigos que se interpusieron por delante de él a la hora de clarificar el hecho”.

“Su perfil de psicópata con necesidad de control, dominio, y triunfo sobre el hecho mostrarán a todas luces un comportamiento plenamente coincidente con el responsable del crimen”, añadió.

Y por último, al referirse al famoso “pituto” de la causa, es decir el proyectil que rebotó en el cráneo de la víctima y luego fue desechado al inodoro, Ferrari dijo: “La sexta bala o razón, que en rigor es la primera, y que es aquella que dejó un vestigio material en la escena del crimen y consecuentemente del autor del hecho”.

Dejá tu comentario