El “Derby” de los dos continentes se define en Gesell

Edición Impresa

Como es habitual a comienzos de febrero, se corrió una nueva edición del Enduro Pale, más conocido como Le Touquet. Esta carrera es la madre de las competencias de Enduro de playa y su historial contiene a los más grandes motociclistas de las últimas tres décadas. La participación argentina comenzó algunos años atrás cuando Marcos Guiral vino por primera vez invitado por Arnaud Demeester (el máximo vencedor de este evento con siete coronas), en esa oportunidad el piloto de Beccar hizo un papel histórico logrando terminar esta difícil competencia en la vigésima ubicación. Luego fue el turno del platense Juan Cruz Ortiz, quien también se dio el gusto de terminar en el top 120 esta dificilísima y larga carrera. Por tercera vez la bandera argentina flamea en las playas de Le Touquet, el SPN Team Spinella armó una misión para que sea el debut de un piloto nacional en cuatriciclos. El último bicampeón del Enduro del Verano, Javier Altieri, viajó junto a su mecánico, «Pájaro» Ríos, y a «Juany» Spinella (que coordinaba la misión argentina). Una vez en tierra gala, el equipo Dragon convenció a «Juany» de que corriese, y así el olavarriense se sumó a Javier Altieri en la partida. También quedará como un momento muy importante la firma del convenio bilateral entre las ciudades de Le Touquet y Villa Gesell, sus respectivos intendentes, Bernard Baudoux y Jorge Rodríguez Erneta, acompañados por Edgardo Malaroda (ministro canciller de la Embajada argentina en Francia) plasmaron este acuerdo deportivo cultural. Una delegación francesa estará en el próximo Enduro del Verano.

Argentinos históricos

Los dos pilotos argentinos realizaron muy buenos papeles. Altieri rompió un neumático contra un bloque de concreto que estaba en una zona de la playa cuando estaba octavo, recorrió varios kilómetros hasta los boxes y el equipo reemplazó la goma. Desde ese momento se transformó en un rayo para recuperar posiciones, llegando nuevamente a pelear por la sexta posición. En el impacto su sensor de posición dejó de funcionar y así fue que quedó en la computadora con sólo tres pasos por línea de meta. La carrera se cortó antes por la subida de la marea y al percatarse del problema, se hizo el reclamo a la organización. Estamos a la espera del resultado ya que debe verificarse el registro manual de planillaje.

En el caso de «Juany» Spinella marcó un ritmo parejo para completar su primera experiencia en una carrera completamente distinta a la que se corre en Gesell, primero por el frío, y también por las profundas huellas y pozos que tiene este trazado que lo hacen altamente demandante a nivel físico. Ambos pilotos estarán retornando el año que viene.

En la categoría motos hubo una gran lucha en la primera hora entre Damien Prevot, Milko Potisek, Adrien Van Beveren, Jean Claude Mousse y Antoine Meo. La carrera también fue cortada con bandera roja por la marea, en ese momento el líder era Potisek seguido de Mousse. Como marca el reglamento, la carrera se tuvo que clasificar con una vuelta menos por la bandera roja, esto le dio la victoria a Jean Claude Mousse por cuarta vez en su carrera deportiva. El podio lo completaron Milko Potisek y Adrien Van Beveren.

Ahora se viene el 20 aniversario del Enduro del Verano con visitas galas de importancia, el equipo Spinella confirmó la presencia de Jean Claude Mousse en motos y de Matthieu Tyernick en cuatriciclos. Por su parte el Team Honda contará en sus filas a Damien Prevot, mientras que Yamaha Racing invitó a Adrien Van Beveren. El «Derby» de los dos continentes se define en Gesell. Au revoir desde Le Touquet! «Gato» Barbery.

Dejá tu comentario