7 de agosto 2009 - 00:00

El Gobierno minimizó las críticas

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, minimizó ayer las críticas del Vaticano sobre el «escándalos de la pobreza» en la Argentina y aseguró que «es permanente, es la visión, es el concepto» de la Iglesia Católica sobre la inequidad en todos los países del mundo. Hasta Néstor Kirchner dijo apoyar los reclamos de Benedicto XVI.

«Las palabras dirigidas a la Argentina por el Santo Padre son similares a las transmitidas en años anteriores, pero para más información, es más o menos lo mismo que les ha dicho a los otros países del mundo en una colecta nacional solidaria, como la que se suele dar en este caso de la Más por Menos», señaló Fernández en el comienzo de una improvisada conferencia de prensa en la Casa Rosada.

El jefe de Gabinete, uno de los funcionarios más creyentes del Gobierno nacional, afirmó en relación al mensaje del Sumo Pontífice que «no tiene ninguna característica, no tiene nada novedoso, tiene mucho de cristiano lo que está diciendo el Papa, no tiene absolutamente nada que ver con las expresiones que se están vertiendo en algunos medios, a los cuales yo les ruego que analicen y miren lo que se está expresando o expresan acerca de este tema».

«Es natural -dijo el jefe de gabinete- que cada vez que haya una colecta de esta naturaleza el Papa pida, o sume su voz para acotar la pobreza y me parece estupendo que eso suceda, pero no es la primera vez que se da una expresión de esta característica ni en este país ni en ningún país del mundo. Es natural que el Papa diga estas cosas».

Fernández indicó que «un canal recién decía en su epígrafe: Aníbal Fernández le contesta al Papa, ¡una enormidad!, por Dios les pido, la pobreza nos duele a todos y quién más, quién menos los que representamos a partidos populares, hemos nacido a la luz de la política para trabajar contra la pobreza. No se puede manejar o trabajar (este tema) de una manera tan torpe, tan baja, sin sensibilidad». Y aseguró que «con que haya un solo pobre ya es un escándalo».

Dejá tu comentario