16 de abril 2013 - 00:00

El mercado cae; las premium crecen

Las marcas generalistas, en promedio, retrocedieron un 10% en marzo. Sin embargo, todas las firmas del segmento premium mejoraron en sus ventas. Las restricciones para la compra del dólar, una de las causas del repunte de los modelos de alta gama.

El mercado cae; las premium crecen
Mientras que las automotrices generalistas tuvieron en marzo una caída promedio cercana al 10%, en las firmas que apuntan al segmento premium la tendencia fue distinta: todas registraron una mayor cantidad de ventas respecto al mismo mes de 2012.

Entre las empresas que poseen plantas fabriles en el país, y que incluyen en su oferta vehículos más económicos, sólo crecieron Peugoet y Citroën, no casualmente las dos marcas de este grupo que más apuestan por subir su portfolio hacia la alta gama. El resto vio descender su caudal de patentamientos.

Pero las marcas premium, por el contrario, tuvieron una buena performance y algunas hasta ascendieron de forma sideral, como BMW, con un alza del 73,5%, o Porsche, con 71,4%.

La que menos creció fue Audi, que aumentó sus patentamientos en un 3,4%, aunque fue la marca del segmento premium que más volumen de automóviles comercializó en marzo: 677.

La que le sigue en términos porcentuales, Alfa Romeo, ya supera la barrera del 15%, como se observa en el gráfico que acompaña esta nota.

Causas

La brecha existente entre la cotización oficial del dólar y la que surge del mercado paralelo es uno de los motivos que impulsa la venta de autos premium. Dado que estos vehículos tienen su valor en la moneda estadounidense, pero en los concesionarios se puede pagar en pesos argentinos al tipo de cambio legal, quien cambia sus divisas a valor "blue" aprovecha la diferencia para desembolsar casi un 40% de billetes menos. Es decir, para adquirir un BMW Serie 3 que cuesta $ 350.000 o u$s 67.900, se pueden cambiar u$s 41.600 en el mercado paralelo.

Esto hace que los 0 km importados estén más baratos que en los principales mercados del exterior si se tiene en cuenta la cantidad de dólares "billetes" que se tienen que desembolsar para adquirir un 0 km.

Por esta misma posibilidad de pagar un coche premium con la moneda argentina, quien tiene pesos en la mano, ante las dificultades de ahorrar en dólares, tiene la opción adquirir un bien cuyo precio va atado a la moneda de Estados Unidos para preservar su capital.

Esta variable incide en montos que si bien son elevados, no lo son tanto como para comprar un inmueble. Por ejemplo, la versión de entrada de gama de Audi A1 ronda los u$s 30.000, cifra insuficiente para adquirir un departamento.

Dejá tu comentario