24 de abril 2017 - 00:00

El sitio empieza con un buen nombre

La denominación de la página web impacta en los buscadores. También hay tips para hacer más recordable el nombre o mejorar su lectura. Y el dilema entre elegir “.com” o “.com.ar” depende de la estrategia del negocio. Los costos.

El sitio empieza con un buen nombre
Intuitivamente, todos tendemos a elegir el nombre de la empresa como nombre de la página web. Pero esa asociación directa puede ser perfeccionada, y debería además evitar errores que impliquen un mal posicionamiento en buscadores.

El consultor SEO Daniel Ulczyk enfatiza que un nombre de dominio que contenga los términos por los cuales se está compitiendo "implica un gran desafío. Porque si el contenido del sitio no está debidamente optimizado, existe el riesgo de que Google lo penalice como EMD, acrónimo de Exact Match Domain". ¿Por qué lo castiga? Porque ese tipo de penalizaciones, explica, "evita que sitios sin contenidos útiles y con sólo palabras claves en el nombre del dominio, aparezcan en los resultados de búsqueda orgánica". Esto es, en los resultados que no incluyen a los avisos pagos.

Por ejemplo, explica el consultor, "Google no listará las páginas de un sitio como alquilerbaratoenlacosta.com a menos que, claro está, tenga contenido original, útil y relevante."

Sergio Zotto, de la empresa de soluciones en Internet Fly by Net, aporta desde su experiencia algunos consejos no relacionados con las búsquedas, sino con la facilidad de comprensión y recordación: "Nuestra recomendación es que sea lo más corto posible, fácil de recordar y fundamentalmente fácil de transmitir telefónicamente, sin un deletreo interminable".

También Zotto enfatiza la importancia de decidir el nombre del sitio desde un comienzo: "El momento adecuado de elegir el nombre del dominio es en el momento de la creación de la empresa, básicamente por la necesidad de utilizar las casillas de correo electrónico con ese dominio para poder trabajar. Hoy, comenzar una empresa con una dirección de Gmail, Hotmail o Yahoo es muy poco profesional. Se debe comenzar dando una imagen de empresa, aunque sea un emprendimiento de una sola persona". Para una segunda etapa deja Zotto el desarrollo de la página web, "lo ideal sería que se haga lo antes posible, pero definitivamente la registración del dominio debe ser en el momento de la creación de la empresa".

También el especialista remite al buscador líder cuando hay que tomar decisiones sobre el nombre: "Google toma como referencia más de 200 parámetros para el posicionamiento de los sitios en su buscador y el nombre del dominio es uno de ellos, hace algunos años atrás esto tenía mucha más importancia de la que tiene hoy, pero sigue siendo un factor a tener en cuenta". Y enfatiza que más allá de la cantidad de referencias, ", la elección del nombre puede funcionar si en él están algunas de las palabras claves más importantes. Por ejemplo, siempre será mejor elegir www.carpinteria-joseperez.com.ar que la versión con el nombre solo www.joseperez.com.ar".

Una cuestión que parece mínima pero ayuda -o complica- la legibilidad es la separación de las palabras. Zotto aclara que "los puntos no están disponibles en la registración de los dominios, pero los guiones sí. Nosotros aconsejamos usarlos cuando visualmente se complica la lectura". Por caso, apelando al ejemplo anterior, recomienda elegir www.carpinteria-joseperez.com.ar en lugar de www.carpinteriajoseperez.com.ar

Costos

Otra cuestión a definir es si al sitio se le dará dominio comercial internacional del tipo ".com" o si por el contrario se optará por la versión local ".com.ar". Zotto explica que esto no tiene ninguna implicancia técnica, sino de imagen: "Si la empresa pretende comercializar en el exterior es aconsejable que registre un dominio .com, para transmitir una imagen globalizada, de estar preparado para dar servicios al mundo entero. Si por el contrario, el dominio es para un único local a la calle, con registrar el dominio terminado en com.ar alcanza y sobra". Y señala muchas empresas que registran ambos formatos, pero eligen uno de ellos como principal para manejar el correo y la página web.

Respecto de los costos, un dominio ".com.ar" tiene un costo de registración de $270 al año (a abril de 2017) mientras que un sitio terminado ".com" puede variar entre los u$s12 y u$s35 anuales.

Dejá tu comentario