Eléctricos para salvar vidas

Edición Impresa

Piden incorporar buses y taxis ecológicos en Buenos Aires. Proyección indica que para 2030 se evitarían casi 1.600 muertes por contaminación.

El recambio paulatino de colectivos y taxis de combustión fósil por vehículos eléctricos en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires permitiría salvarle la vida a 1.595 personas -con muertes asociadas a la contaminación del aire- hacia 2030, informó un estudio realizado por la ONU y difundido con motivo de la semana de la Movilidad Sustentable.

El estudio indica, además, que ese recambio de tecnología permitiría ahorrar 4.382 millones de dólares en combustible y evitaría la emisión de 5,2 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, según datos del Banco Mundial sobre proyección de crecimiento de población y de otras fuentes internacionales.

"El transporte eléctrico o sustentable es el futuro por dos motivos: es urgente reducir la contaminación ambiental y cada vez es más caro producir combustible a través del petróleo", expresó Pablo Azorín, jefe de seguridad y medio ambiente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Actualmente, tanto la industria automotriz como distintos países del mundo trabajan en cambiar la matriz de producción y los métodos de transporte en las grandes ciudades. En América latina, la ciudad de Santiago de Chile ya cuenta con 100 buses eléctricos y espera completar toda su flota en los próximos años, además de impulsar una ley para que no se cobre estacionamiento a los vehículos eléctricos en el centro de la ciudad.

Otras ciudades como Bogotá y Ciudad de México tienen aranceles más bajos para la fabricación e importación de autos eléctricos, mientras que en Argentina la empresa YPF comenzó la instalación de 200 estaciones de carga eléctrica en 110 estaciones de todo el país.

"El transporte es el sector con mayor crecimiento de emisiones de CO2 en Latinoamérica y seguirá aumentando a menos que se acelere la transformación tecnológica y se pongan en marcha políticas innovadoras", evaluó Agus-

tín Matteri, miembro del equipo de Coordinación Regional de Cambio Climático de la ONU.

Según datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) -que midió a 3.000 ciudades de 103 países- Bogotá, Lima, San Pablo, Ciudad de México, Buenos Aires y La Paz fueron clasificadas como las ciudades de América Latina en las que se respira el aire más contaminado.

"Vemos con satisfacción la apuesta por las energías renovables en toda la región, pero es necesario implementar políticas que incluyan al transporte público", indicó Azorín.

Los beneficios de los vehículos eléctricos, según el especialista, son múltiples: "No producen emisiones tóxicas, reducen la dependencia de recursos naturales no renovables y tienen un uso más eficiente de la energía al convertir entre el 59% al 62% de la energía eléctrica en potencia contra el 17% al 21% en el caso del automóvil a gasolina".

Su mantenimiento, además, es mucho más bajo a los tradicionales, ya que no necesitan cambios de aceite y verificaciones periódicas, y redu-

cen la contaminación auditiva al contar con un motor silencioso.

Dejá tu comentario