En Tucumán, el futuro político se define en la Corte local

Edición Impresa

Luego de que Juan Manzur presentara diez días atrás un amparo ante la Corte Suprema de Tucumán para que lo habilite a ser candidato a vicegobernador en las elecciones provinciales 2023, el abogado Gustavo Morales interpuso un recurso para que el máximo tribunal rechace el pedido del actual jefe de Gabinete nacional.

El actual mandatario Osvaldo Jaldo, quien saltó al frente del Ejecutivo tras la licencia de Manzur para ocupar el gabinete de Alberto Fernández, ya firmó el decreto para que los comicios se realicen el 14 de mayo, sin unificar la fecha con Nación. Desde entonces, se instaló que la fórmula del PJ se invertiría respecto a la que triunfó en 2019. Es decir: Jaldo-Manzur, dejando de lado la interna que los dividió en 2021.

En ese contexto, el gobernador en licencia presentó el amparo para sortear los grises constitucionales. Manzur, electo gobernador en 2015 y 2019, ya no tiene chances de renovar ese cargo. Y antes había sido vice de José Alperovich en los dos periodos anteriores. Sin embargo, la carta magna tucumana menciona que gobernador y vice pueden ser reelecto en sus cargos una vez, y en el artículo 90 hace una salvedad: “El vicegobernador, aun cuando hubiese completado dos períodos consecutivos como tal, podrá presentarse y ser elegido gobernador y reelecto por un período consecutivo”. Lo que no contempla -ni rechaza- es la posibilidad de que el gobernador se presente como candidato a vice tras dos periodos al frente del Ejecutivo. Ese vacío intentó salvar el amparo de Manzur.

Sin embargo, el abogado Morales, pidió que se rechace “in limine” por considerarlo “manifiestamente inadmisible”. Y agregó en sus argumentaciones que “pretende una ilegal declaración de inconstitucionalidad en abstracto” bajo la figura del amparo. Y no descartó seguir la disputa en tribunales federales si en la provincia avalan la posición de Manzur.

Ante la consulta de Ámbito, altos dirigentes del peronismo tucumano bajaron el tono a rumores del Plan B que ponían en punta a la exministra de Salud y actual diputada nacional Rossan Chahla, que ganó visibilidad en tiempos de pandemia. Y expresaron: “En la mesa chica no se habló de candidaturas, el objetivo es abocarnos a la gestión y recién el año que viene empezar esa discusión, porque somos oficialismo”.

Juntos por el Cambio, en tanto, intenta buscar acuerdos entre el ala radical y el PRO. Los primeros impulsan al diputado nacional Roberto Sánchez, quien llegó al Congreso en 2021 impulsado desde la intendencia de Concepción. El sello amarillo pone fichas en el jefe municipal de la capital provincial, Germán Alfaro, de raíces peronistas.

Asimismo, aparece un tercer sector en pugna, el de Ricardo Bussi, legislador provincial que conduce el partido Fuerza Republicana, y que recientemente recibió el apoyo de los libertarios de Javier Milei, en el inicio de una sociedad que apunta a las elecciones 2023.

Dejá tu comentario