ENOJOSA INDAGATORIA A MACRI. CARGÓ CONTRA EL GOBIERNO Y JUEZ OYARBIDE

Edición Impresa

En su peor momento político, Mauricio Macri acusó ayer al Gobierno Kirchner y al juez Norberto Oyarbide de complicarlo en la causa de las escuchas que hacía un policía federal embozado como empleado en el Gobierno local. El gobernante fue indagado por más de cuatro horas por Oyarbide y negó que existiese prueba alguna de su relación con el policía Ciro James, que espiaba, se desconoce para quién, pero amparado por organismos de inteligencia y jueces que ya han sido destituidos de la provincia de Misiones. En la indagatoria, Macri estuvo áspero con el juez, a quien le marcó que le hacía varias veces la misma pregunta como si quisiera sorprenderlo en contradicciones. El magistrado tiene diez días para decidir la suerte de Macri en esta causa, que despierta a opositores que quieren ver en él a otro Ibarra y ya hacen recuentos de votos legislativos necesarios para una destitución. (Ver págs. 12, 14 y 15.)

Dejá tu comentario