Hugh Jackman, el presidente que no fue

Edición Impresa

Luego de ser nominado al Oscar, en 2013, como mejor actor por “Los Miserables” (premio que quedó en manos del Lincoln de Daniel Day Lewis), Hugh Jackman volvió a calzarse un papel con grandes aspiraciones en “El candidato”. Pero el resultado no fue tenido en cuenta por la Academia y su gran interpretación quedó en el camino. En la última película de Jason Reitman (“Juno” y “Amor sin escalas”), el actor de “Wolverine” se mete en la pelea política de la mano de Gary Hart, el candidato demócrata que, en la previa de las elecciones de 1988, debió dejar de lado sus aspiraciones presidenciales alegando una “persecución calumniosa” cuando los periódicos Miami Herald y el National Enquirer publicaron en sus portadas fotos suyas in fraganti. Jackman se luce en la interpretación de un hombre parco y de principios fuertes, en apariencia, que por no entender el cambio de época en materia de información tuvo que abandonar una carrera en la que ya todos lo daban como ganador.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario