Fauna en la Península

Edición Impresa

Un recorrido por la Península Valdés completa la visita a Puerto Madryn. En el istmo de Ameghino se ve hacia un lado el Golfo Nuevo y, girando la vista, aparece el Golfo San José donde, a lo lejos, se divisa la Isla de los Pájaros. Siguiendo el paseo se llega a Punta Norte, la única elefantería del mundo en territorio continental. Allí duermen su siesta de meses los elefantes marinos. Por aquí también hacen su aparición, entre febrero y abril, las orcas, algunas de las cuales han sido bautizadas afectuosamente por los guardafaunas con nombres como «Maga», «Ezequiel», «Jazmín», o «Alacrán».

Continuando unos 30 kilómetros de camino costero se arriba a Caleta Valdés, donde es posible observar elefantes marinos desde un mirador sobre el mismísimo borde del mar. Esta ruta atraviesa la zona de Punta Delgada, bordeando acantilados y panorámicas espectaculares, y desemboca finalmente en la aldea turística de Puerto Pirámides, un lugar privilegiado por la armonía del paisaje: playas de extenso y suave declive, protegidas por imponentes acantilados que la naturaleza ha ido perfilando como las pirámides que construyeron antiguas civilizaciones.

Como ya es sabido, desde Puerto Pirámides se realizan los avistajes de ballenas, pero habrá que esperar hasta el mes de mayo para contemplar y quedar hipnotizados por la magia con la que estas moles marinas hechizan a los turistas de todo el planeta que se acercan a verlas.

Dejá tu comentario