Fuertes protestas en el mundo por cuarentenas ante nueva ola de covid

Edición Impresa

Austria, Países Bajos y Australia son los lugares que están tomando las medidas más duras. Los niveles de contagio son los más altos desde el inicio de la pandemia.

Con decenas de miles de manifestantes en Austria y Australia, disturbios en Holanda y escenas de saqueo y vandalismo en las Antillas francesas, las protestas contra las medidas anticovid emprendidas por los gobiernos se van endureciendo en todo el mundo.

Ante los numerosos rebrotes de covid-19 en Europa y la reimposición de restricciones sanitarias, este fin de semana se produjeron varias manifestaciones, algunas de las cuales degeneraron en disturbios. En Holanda, la Policía informó ayer que detuvo a 19 personas tras una segunda noche de protestas violentas.

Manifestantes

En La Haya varios policías antidisturbios cargaron contra grupos de manifestantes que les lanzaban piedras y otros objetos en un barrio popular, y utilizaron un cañón de agua para apagar un incendio de bicicletas en una intersección de calles muy frecuentada, explicó en un comunicado la Policía de la capital.

La Policía efectuó un total de “19 detenciones por proferir insultos, entre otras cosas”, añade el texto. Durante los enfrentamientos, los antidisturbios sacaron a una mujer de un automóvil cuyos ocupantes habían gritado insultos contra la Policía y la subieron a una camioneta.

El viernes por la noche, la ciudad portuaria de Róterdam registró episodios de violencia en manifestaciones, en las que dos personas resultaron heridas y 51 detenidas. Y el sábado, también hubo marchas en Ámsterdam y en Breda (sur).

También hubo actos violentos en Urk, una pequeña ciudad protestante ubicada en el centro del país, y en varias localidades de la provincia de Limburgo (sur).

Holanda volvió a aplicar la semana pasada un confinamiento para enfrentar el incremento de casos de covid-19, con una serie de restricciones sanitarias que afectan especialmente al sector de bares y restaurantes, que deben cerrar a las 20H00.

En Austria, el Gobierno anunció que confinará de nuevo a la población a partir de hoy y que la vacunación anticovid se tornará obligatoria en febrero.

Estas medidas desataron el sábado una multitudinaria protesta en Viena. Unas 35.000 personas, según la Policía, salieron a la calle, convocadas por el partido de extrema derecha FPÖ, aunque su líder, Herbert Kickl, no acudió por dar positivo al virus.

Con pancartas denunciando “la corona-dictadura” y eslóganes como “no a la división de la sociedad”, la multitud se reunió en el corazón de la capital austriaca, cerca de la cancillería.

Protesta

La protesta se desarrolló bajo fuerte vigilancia policial, ya que las fuerzas del orden temían la llegada de vándalos, militantes neonazis y del movimiento identitario, de extrema derecha.

Asimismo, miles de manifestantes marcharon el sábado en la capital croata, Zagreb.

Por otra parte, en Francia la quinta oleada de covid-19 es “fulgurante”, alertó ayer Gabriel Attal, portavoz gubernamental, quien matizó que “hay elementos que son inquietantes, pero otros que nos brindan confianza”.

Del otro lado del mundo, en Australia, unas 10.000 personas se manifestaron el sábado en Sídney en rechazo a la vacunación contra el covid-19, según la Policía.

En este país, la vacunación obligatoria solo se exige en algunos estados y territorios para determinados grupos profesionales. Cerca del 85% de la población australiana mayor de 16 años está totalmente vacunada.

En Melbourne también protestaron miles de personas y cerca de 2.000 acudieron a una contramanifestación, una de las primeras de este tipo desde que comenzó la pandemia. En las Antillas francesas, la movilización de opositores al pase sanitario y a la vacunación obligatoria del personal de atención médica, apoyada por un colectivo de sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, se ha vuelto violenta en Guadalupe, una de las dos islas principales del archipiélago.

Dejá tu comentario