GOBIERNO DEJÓ SENADO SIN QUÓRUM. IGUAL PERDERÁ EL CONTROL

Edición Impresa

Prolongó su agonía ayer el oficialismo en el Senado gracias al convaleciente Carlos Menem. Molesto por el ninguneo de la corporación política, el riojano se quedó en su provincia y dejó a la oposición sin quórum propio para asegurarse el control de la Cámara alta. El oficialismo les enrostró a radicales, peronistas disidentes, cívicos y socialistas no haber conseguido las 37 firmas del acta para tener mayoría en todas las comisiones y abandonó intempestivamente el recinto. Fracasó así la sesión preparatoria, y el lunes Cristina de Kirchner abrirá las sesiones ordinarias con un Senado sin la capacidad de sancionar leyes hasta que se vote la integración de las comisiones. (Ver págs. 2 a 4.)

Dejá tu comentario