Guía de comer a la mexicana

Edición Impresa

Durante la década del 90, la Ciudad de Buenos Aires absorbió un boom de cocinas étnicas. Y desde entonces es posible comer igual que en los mejores restoranes de la India, Japón, China o Vietnam en barrios como Palermo, Las Cañitas, San Telmo, Belgrano o Puerto Madero. La gastronomía mexicana no fue ajena a esa ola y en los últimos años (2006-2009), teniendo en cuenta la crisis que afectó al sector, se registraron más aperturas (21) de restoranes mexicanos que cierres (19), según datos aportados por Guía Oleo, la publicación on line donde los usuarios pueden compartir sus experiencias gastronómicas.

El porteño se familiarizó con los burritos, los tacos y las enchiladas de Arte X 3, Taco Box, Kussi, Ay Jalisco no te rajes y Xalapa, entre otros tantos reductos que conforman el circuito en la Ciudad de Buenos Aires.

California Burrito Co es una de las opciones más novedosas. Los burritos los prepara el mismo cliente: hay alrededor 15.000 combinaciones posibles para armar el menú. «Es una opción diferente para comer al mediodía en el centro, ideal para variar un poco el menú de aquellos que trabajan en la zona», asegura Jordan Metzner, dueño de la cadena que tiene tres restoranes distribuidos en la zona céntrica, Palermo y el Dot Baires Shopping. «Es un fast food de comida tex-mex, con ingredientes de muy buena calidad, bajo un concepto de autoservicio que es muy exitoso en los Estados Unidos», continúa Metzner.

En otro punto de la Ciudad, en Villa Devoto, Ay Jalisco No Te Rajes se convierte en una buena opción para esta época del año, con mayoría de las mesas ubicadas en la vereda. Respecto de la carta, las botanas, los nachos servidos con queso cheddar y el revuelto jalisco (queso cheddar fundido, totopos triturados y salchicha) son los más recomendados como entrada. El plato principal: mancha mantel (carne de vaca, huevo revuelto, salsa de tomate y cebolla), el megataco jalisco, el jalisco no te rajes y la Virgen de Guadalupe.

Adrián Fernández, titular de Kussi, en el barrio de Belgrano, considera que «si bien la cocina mexicana fue una moda en un momento, los restoranes que lograron sobrevivir fue porque tuvieron la capacidad de aggiornarse, ofreciendo una cocina más aporteñada, menos picante, adaptada al paladar nuestro». En Kussi es posible probar tacos, quesadillas, burritos con carne de pollo, cerdo o camarones. La picada de nachos con quesos fundidos, o los antojitos son clásicos. Según Fernández, el éxito de la gastronomía mexicana en Buenos Aires «se debe a que las raciones son generalmente abundantes y es una oferta relativamente económica.

En Puerto Madero está T.G.I. Fridays. Fernando Hernández, CEO de la firma, cuenta: «Fue importante el cambio sustancial que realizamos en la carta, tanto en los alimentos como en las bebidas». Hernández hace un breve análisis de la realidad del sector y apunta: «Las expectativas para 2010 son muy buenas. Sin dudas habrá un crecimiento paulatino a nivel gastronómico. No digo que viviremos un año de oro, pero podemos llegar en los próximos tres a niveles interesantes». T.G.I. Fridays tiene locales en Puerto Madero, el shopping Alto Palermo y próximamente en la franja norte de la provincia de Buenos Aires.

Palermo, en sus distintas versiones, concentra la gran mayoría de restoranes de la especialidad. Allí, para probar cochinita pibil, cerdo con salsa de chile ancho y mole poblano, y un pastel de elote o mousse de tequila de postre hay que ir a La Flor Azteca.

María Félix
(también tiene sucursal en San Isidro) propone minibotanitas como entrada, costeletas de cerdo asado con frijoles refritos y arroz con leche. Taco Box (también en Olivos, Nordelta y San Isidro) es ideal para degustar el taco set (tres tacos de lomo y tres de pollo en tortillas de maíz con crema ácida, lechuga y pico de gallo) con mojito, que consiste un trago con ron, menta machacada, jugo de lima y soda.

Leandro Ferreyra

Dejá tu comentario