“HAY QUE TOMAR DECISIONES MUY FUERTES POR INSEGURIDAD”

Edición Impresa

Pareció despertar ayer Néstor Kirchner a una realidad a la que hasta ahora había sido esquivo. En Tigre, durante un acto junto a Daniel Scioli, que sirvió también de reencuentro con Sergio Massa, colocó la inseguridad a la cabeza de los problemas de los bonaerenses. Pasó así de no haber incluido los reclamos por la falta de seguridad en sus discursos por años, a plantear que no se puede continuar gobernando si antes no se termina con ese flagelo. Fiel a su estilo, Kirchner le impuso inmediatamente a Scioli la agenda para enfrentar la inseguridad en territorio bonaerense. Poco después, el ex presidente volvió a tener noción del impacto que los problemas de seguridad están causando en los caciques del conurbano. En un aparte, escuchó reclamos de intendentes y les respondió en la intimidad con una dura crítica a Carlos Stornelli. En esa actualización de agenda, hasta llegó a quejarse por haber desarmado en la provincia algunas de las reformas que apadrinó León Arslanian. (Ver pág. 9.)

Dejá tu comentario