Incendios: Alberto defendió ayuda a Corrientes y pulen más medidas

Edición Impresa

Gobierno nacional prepara plan de emergencia para ganadería y AFIP lanzará auxilio. Lluvia llevó algo de alivio pero siguen focos activos.

En medio de la dramática situación que atraviesa Corrientes, donde los incendios arrasaron unas 800 mil hectáreas, Alberto Fernández resaltó ayer la ayuda enviada a la provincia, mientras avanza la definición de nuevas medidas de asistencia nacional.

“Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance pero no escribimos tuits con eso”, aseguró el Presidente, en el marco de la inauguración de un estadio polideportivo en Santa Clara del Mar.

Ayer el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, se reunió con el gobernador radical Gustavo Valdés para coordinar acciones para hacer frente a los incendios, tras cortocircuitos entre ambos que se extendieron durante varios días.

Por su parte, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció que instrumentará medidas de alivio fiscal para los contribuyentes afectados por los incendios, como suspensión de ejecuciones fiscales y traba de embargos. También analiza la prórroga de vencimientos de presentación de DD.JJ. y el pago de determinadas obligaciones.

En tanto, el ministro de Agricultura nacional, Julián Domínguez, adelantó que el Gobierno trabaja en un plan de emergencia para la ganadería correntina, que incluye el traslado de animales, y aseguró que “el problema de Corrientes se convierte en un problema nacional” por la reducción de la oferta de carne en el mercado nacional y de exportación.

“Va a impactar en toda la ganadería argentina: en la oferta de animales, falta de terneros y la alteración del proceso reproductivo de animales del ciclo 2022-2023”, afirmó.

Desde la correntina Mercedes, el ministro sostuvo que está trabajando en un “plan de contingencia de inmediato para la ganadería y de mediano plazo para el resto de las cadenas; un plan de mediano-largo para la recuperación productiva de cinco años, con el INTA y el Senasa y en coordinación con el ministro de Producción de la provincia de Corrientes”.

Las medidas que analiza el Ejecutivo también contemplan una ampliación de la emergencia por zona de desastre, auxilio financiero y líneas de créditos especiales para los productores.

En ese sentido, se destinarán $ 500 millones en créditos del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo a tasa cero el primer año, para asistir a productores afectados. La cartera agropecuaria aportará otros 200 millones de pesos.

También se informó que el Gobierno nacional trabaja con organismos financieros multilaterales para activar líneas de atención a situaciones de desastre, que permitan colaborar de manera ágil con las regiones comprometidas.

En ese marco, Valdés solicitó formalmente ayuda a la Unión Europea, tras el pedido elevado a Brasil y a Estados Unidos. Pero también transitó en ese plano además el Gobierno nacional.“Hemos iniciado gestiones ante las embajadas de Rusia y Estados Unidos en la Argentina, así como con Chile y Francia”, dijo ayer el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sergio Federovisky. “Todas se han mostrado sumamente receptivas y solicitaron precisión de la situación en Corrientes para conocer los requerimientos, como ser de aviones o helicópteros, por ejemplo”, agregó.

Mientras tanto, las lluvias llevaron sólo algo de alivio y permanecían ayer activos ocho focos, en medio de operativos con la participación de Nación y de brigadistas de 14 provincias, a quienes se sumaron 70 personas de Bolivia.

Dejá tu comentario