INGRESAN YA AL CANJE U$S 10.500 M (TOTAL ASCENDERÍA A U$S 13.700 M)

Edición Impresa

Esta semana se define la suerte del canje de la deuda. Trascendió -pese al hermetismo ordenado por Amado Boudou- que ya hay como mínimo una adhesión de u$s 10.500 millones de tenedores de papeles en default. El total en juego es de u$s 18.200 millones. La crisis en la Unión Europea afectó la operación, aunque grandes fondos, ávidos de liquidez por el retiro de dinero de sus clientes, están ahora dispuestos a aceptar la oferta argentina (el nuevo papel que reciben en canje por el bono en default posee una mayor liquidez). Lo que se complicó fue la emisión del Global 2017 por u$s 1.000 millones: si el Gobierno convalida una alta tasa, mayor al 12% anual en dólares, será una mala señal al mercado. Reflejará desesperación oficial por hacerse de dólares. Se ingresa ahora en la etapa definitiva de la transacción con el equipo económico a pleno en Italia, donde se presenta la mayor resistencia por parte de pequeños bonistas. (Ver pág. 3.)

Dejá tu comentario