Italia: la pizza, cada vez menos local

Edición Impresa

La pizza, el plato emblema de la cocina de Italia, es cada día más “extranjera”: dos de cada tres están hechas con productos importados, desde la mozzarella proveniente de Lituania hasta el aceite de oliva de Túnez y el jugo de tomate concentrado chino. Del tema se habló durante una marcha de productores agrícolas italianos en Nápoles para defender a la dieta mediterránea.

Los de cada tres pizzas que se sirven en las mesas italianas son en otras palabras el fruto de una mezcla de ingredientes que no llegan de la Península. Por el contrario, gran parte de la materia prima de la pizza proviene, en cambio, en muchos casos desde países a miles de kilómetros de distancia. Y además no tiene ningún tipo de indicaciones destinadas a los consumidores, destacó un informe de la asociación de productores Coldiretti.

En 2015 -afirman los expertos de Coldiretti- las importaciones del concentrado de tomate desde China aumentaron del 397%, por un total de 67 millones de kilogramos, equivalente a su vez al 10% del total de la producción nacional de tomate fresco. También crecieron mucho las importaciones del aceite de oliva de Túnez (279%) y lo mismo pasó con otros productos destinados al procesamiento industrial: por ejemplo, con el producto destinado a convertirse en mozzarella procedente de Lituania.

Por otra parte, cada día de los hornos italianos salen 5 millones de pizzas. Sin embargo, los mayores consumidores en el mundo del plato italiano por excelencia son los estadounidenses, con un promedio de 13 kilogramos por persona por año, casi el doble del de los italianos.

Dejá tu comentario