La Argentina, con descuento

Edición Impresa

En la costa atlántica, las tarifas de hoteles y departamentos en alquiler tienen un comportamiento similar durante marzo. Luego, desde abril, la demanda cae casi por completo, a excepción de algunos casos, que no suelen exceder la semana de duración. Por ejemplo, en Pinamar, una casa de tres habitaciones no baja de los $ 8.000 por mes durante enero y febrero, pero en marzo la cifra llega a reducirse a la mitad, incluso si se realiza un contrato por quincena o semana.

Los departamentos de tres ambientes en Mar del Plata, por caso, se consiguen por unos $ 1.500 a $ 2.000 en marzo, alrededor de un 50% menos que en temporada alta.

En el caso de El Calafate, una hostería cinco estrellas pasa a costar desde abril unos u$s 190 por día en base doble, contra los u$s 300 de enero y febrero.

Los hoteles cinco estrellas en Puerto Iguazú reducen su tarifa a unos $ 350, contra los $ 550 de plena temporada veraniega.

Otros destinos, como Tucumán, mantienen las mismas ofertas desde principio de año; la gran diferencia radica en que a partir de marzo hay mucha más disponibilidad. En esta provincia, un paquete de una semana con aéreo y hotel tres estrellas cuesta unos $ 1.400. En hotel cuatro o cinco estrellas asciende a $ 2.000.

En materia de pasajes aéreos, el tema es más complejo dentro de la Argentina, ya que las ofertas no siguen un patrón tan definido. Aun así, es más fácil acceder a descuentos de último momento en vuelos de cabotaje a partir de abril. El aprovechamiento de la tarifa para residentes en la Argentina también se vuelve más accesible en temporada baja.

Dejá tu comentario