‘‘La inflación es un tema preocupante’’

Edición Impresa

General Motors acaba de anunciar una inversión de $ 450 millones para la producción de un nuevo modelo en la planta de Santa Fe. Isela Costantini, presidenta de la compañía, explicó a este diario detalles del proyecto y analizó cómo cierra el año para el sector y las perspectivas para 2013.

Periodista: ¿Cuál es el balance para el mercado de 2012 y también para la marca en el país?

Isela Costantini: El año 2012 empezó con una perspectiva bastante positiva. Empezamos el año creyendo que en el mercado íbamos a alcanzar unas 920 mil unidades al año y con la caída de Brasil empezamos a tener algunas retracciones. Pero dentro de todo terminamos un año bastante positivo.

Hemos conseguido mantener los niveles de producción, a pesar de la caída de exportaciones a Brasil. El crecimiento de la marca Chevrolet fue muy importante con los lanzamientos que tuvimos de la pick-up S10 y el Sonic.

P.: Acaban de anunciar una inversión. ¿De qué se trata el proyecto?

I.C.:
Anunciamos una inversión de 450 millones de dólares para la planta de General Alvear en Rosario. No es solamente la inversión de poner un producto global, es lo que significa para General Motors en la Argentina, para GM a nivel global. Para tener una idea, de los $ 450 millones, $ 150 millones realmente están dedicados para la conversión de la planta para poder producir un auto global. Tiene un impacto muy positivo porque cambia completamente lo que es el destino de ese establecimiento para el futuro de GM en la Argentina. Tiene un aspecto muy importante de poder poner un auto global en la Argentina.

En cuanto al proyecto en sí sólo podemos adelantar que es un producto mediano, de un contenido de alto valor, lo que realmente nos va a ayudar bastante con el tema de exportaciones.

P.: En este momento de aumento de costos importantes por la inflación, ¿cómo afecta eso a la competitividad de la empresa y cuánto afectó a la negociación para definir la inversión del nuevo modelo?

I.C.: Traer este proyecto a la Argentina, realmente fue un desafío bastante importante. No somos una empresa que miramos los resultados del mes o del último año, sino que estamos viendo qué pasó en los últimos quince años desde que estamos aquí con la producción en Rosario. La Argentina es un mercado de 900 mil unidades de patentamientos que está dentro de un contexto regional como el Mercosur, dentro de un contexto para nosotros como Sudamérica a nivel global. Así que, cuando uno ve entre los altos y bajos que cualquier país emergente tiene, vemos que existe un crecimiento y hay una expectativa de crecimiento en la Argentina. No podíamos dejar de seguir invirtiendo en este país.

Obviamente el tema de la inflación es una preocupación. Cuando uno tiene inflación que se suma año a año tiene un efecto negativo a largo plazo. Cómo mantener el costo laboral, cómo ser competitivo a nivel global. El tema de la competitividad no es muy diferente a lo que todas las empresas, todas las industrias, todos los servicios están viviendo a nivel global. En el momento en que China deja de mirar solamente a su mercado y decide ponerse en otros mercados todos los países tenemos que estar preocupados. Entra con un nivel de agresividad muy grande, con un soporte del Gobierno, con costos con los que realmente se hace más difícil competir a nivel global. Así que es un desafío grande. Creo que mantenernos competitivos sigue siendo uno de los grandes desafíos cuando pongamos el proyecto en pie.

P.: ¿Cuáles son los objetivos para 2013 para el mercado y también para GM?

I.C.: El año 2013 todavía es un gran interrogante. Todavía tenemos dos meses hasta fin de año para ver cómo cierra 2012. Si hay una desaceleración pequeña o no. Pero en general estamos viendo un 2013 muy parecido a 2012 con un mismo nivel de patentamiento. La industria debe estar con un patentamiento de 850 mil u 860 mil autos, no muy diferente a lo que hemos visto este año.

Dejá tu comentario