15 de septiembre 2009 - 00:00

La reinvención del 2 CV

Con el Revolte, Citroën muestra un prototipo que anuncia cómo podría ser el auto compacto del futuro.

La reinvención del 2 CV
 Hoy comienza el Salón Internacional del Automóvil de Franc-fort, Alemania. Este invierno, Citroën se ha volcado en los automóviles compactos. Así, además del nuevo C3 y del DS3, se destaca en la exposición el prototipo Revolte.

Se trata de un revolucionario vehículo urbano cuyo enfoque innovador hace difícil saber hasta qué punto el lujo transgresor de este prototipo inspira su contenido tecnológico o si es su tecnología la que sirve de soporte al lujo.

Y es que, en su interior, la pantalla táctil con que cuenta está envuelta por un conjunto de cristales de color rojo intenso, que proyectan literalmente la información en el habitáculo, de una manera nunca vista. Además, este elemento recicla el aire de a bordo. Por su parte, el elegante asiento trasero esconde las baterías.

En el exterior, el techo está cubierto por células fotovoltaicas, que garantizan las funciones eléctricas asociadas al confort, incluso con el auto parado, sin tener que utilizar los recursos de las baterías eléctricas. En su parte delantera, llama la atención un globo de luz, que subraya líneas de la parrilla. Su fondo translúcido retroiluminado muestra los chevrones de una forma inédita.

Finalmente, el motor combina los elementos de la filosofía de este prototipo, tanto en términos de tecnología y de sofisticación como de ecología, optando por un modo de propulsión híbrido recargable.

Esta propulsión cuenta con un motor térmico tradicional y de pequeña cilindrada asociado a un motor eléctrico, con la ventaja de que ambos pueden impulsar las ruedas. Puede circular en modo ZEV (Zero Emission Vehicule, Vehículo de Emisiones Cero), es decir, de modo totalmente eléctrico y por tanto sin emisiones. Además, existe la posibilidad de recargar las baterías que alimentan al motor eléctrico.

El Revolte es mucho más que un vehículo funcional de pequeño tamaño, tanto por sus dimensiones (3,68 m de longitud, 1,73 m de anchura y 1,35 m de altura) como por su aspecto, con un color violeta intenso y luminoso. Cuero liso, espeso terciopelo de color rojo carmín y aluminio son los principales componentes del habitáculo de este prototipo.

El interior está compuesto por tres plazas. Incorpora un asiento de diseño contemporáneo, cuyas líneas fluidas llegan a todo el espacio trasero y a la zona que está habitualmente reservada al pasajero delantero. Es ahí donde uno de los pasajeros traseros puede estirar las piernas y experimentar las sensaciones propias de un ambiente confortable y lujoso. Además, es posible colocar una silla de niño, de espaldas a la carretera.

Dejá tu comentario