La vueltaa los Valles

Edición Impresa

Cinco destinos soñados del turismo norteño: Unas vacaciones en el norte argentino nunca fallan, ya sean de largo aliento o por sólo unos pocos días. Ofrecemos aquí una breve selección de destinos del noroeste y el nordeste, todos recomendables para disfrutar de un fin de semana largo en cualquier época del año, ideales por sus únicos e impactantes paisajes, por sus ricas propuestas culturales y de gastronomía o por las múltiples opciones de actividades orientadas tanto al descanso y al esparcimiento como a la aventura y el contacto con la naturaleza.

En un viaje de más de una semana, los Valles Calchaquíes suelen ser el complemento perfecto de la Quebrada de Humahuaca; aun así, también merecen ser considerados como un destino en sí mismo cuando se planifican vacaciones cortas. Con la ciudad de Salta como punto de partida y de llegada, la típica vuelta a los Valles puede desarrollarse cómodamente en tres días y dos noches. En primer lugar suele completarse, siempre por tierra, el tramo más transitado, de 190 kilómetros, que une la capital salteña con la ciudad de Cafayate, a través de la Ruta 68. Este camino lleva por la Quebrada de las Conchas, famosa por las geoformas que se encuentran al costado del camino: pueden verse -y algunas incluso recorrerse-, entre otras, el Anfiteatro, la Garganta del Diablo, el Monje, las Ventanas y los Castillos. Una vez en Cafayate se accede a una ciudad emblema del folclore (cada verano se realiza allí la aclamada Serenata a Cafayate) y del vino Torrontés.

La mejor forma de emprender el regreso al norte, hacia la ciudad de Salta, es por la mítica Ruta 40, en una senda de ripio que tras 160 kilómetros llega a Cachi, el otro gran hito de los Valles. En este caso se recorre la Quebrada de las Flechas, donde se ubican los pueblos de San Carlos, Angastaco, Molinos y Seclantás, con sus típicas casas y templos de adobe y paja, y bellas artesanías.

De Cachi a Salta restan los últimos 160 kilómetros, por la Ruta 33, que conduce a través de Payogasta y Chicoana, la empinadísima Cuesta del Obispo (se llega a los 3.300 metros sobre el nivel del mar), Recta del Tin Tin y el Parque Nacional Los Cardones.



IMPERDIBLES

Hacer un tour por bodegas de Cafayate, pasar una noche en Cachi, ir a una peña a escuchar folclore, comer empanadas y tamales y tomar vino Torrontés salteño.



CUÁNTO CUESTA

Excursiones de la vuelta a las Valles de dos días, con noche en Cachi o en Cafayate, cuestan a partir de $ 1.000 por persona. Vuelos Buenos Aires-Salta desde $ 1.800.

Dejá tu comentario