Llegó la hora del cambio en básquet

Edición Impresa

De la mano de Luis Scola y de Pablo Prigioni, la Argentina logró el tercer puesto en el Premundial de básquet de México y sacó boleto para el Mundial de Turquía, que se jugará del 28 de agosto al 12 de setiembre. Las ausencias de Emanuel Ginóbili, Fabricio Oberto, Andrés Nocioni y Carlos Delfino, entre otros integrantes de la «generación dorada», que, por diferentes motivos, no pudieron acudir al certamen azteca, Sergio Hernández tuvo que hacer camino al andar, con un equipo que encontró funcionamiento con el transcurso de la competencia. El gran objetivo del entrenador será empezar a intercalar a aquellos que acumulan logros y batallas con otros que recién están dando los primeros pasos con la camiseta albiceleste. Para ello tendrá que rezar para que no surjan averiados en el camino a Turquía y para que los jugadores con más experiencia confirmen su presencia en el gran compromiso que tendrá el básquet argentino. n

Dejá tu comentario