30 de octubre 2012 - 00:00

Los chicos, los ancianos y las motos

Alejandro Marker, Maximiliano Gerardo, Edgardo Prieto, Matías y Daniel Cassano,  Omar Elzegbe -semitapado-, y Pedro Varela en la charla de seguridad vial y de motociclismo solidario en Olavarría por los abuelos.
Alejandro Marker, Maximiliano Gerardo, Edgardo Prieto, Matías y Daniel Cassano, Omar Elzegbe -semitapado-, y Pedro Varela en la charla de seguridad vial y de motociclismo solidario en Olavarría por los abuelos.
¿Quién te dice?... 30 chicos motociclistas con sus neones, escapes libres y sus ganas de andar en moto, descubriendo la seguridad vial a través de una conferencia de prensa por Los Ancianos del Hogar de las Damas Vicentinas de Olavarría. Sus miradas inquietas, sus preguntas, su pasión por la velocidad, la adrenalina de andar en moto que encuentra un camino para desarrollarse y hasta quién te dice que en esta ciudad cementera de Gato Barbieri, de Emiliano González, del Juani Spinella, del Brunito Giaquinta y de tantos motociclistas, pasen a ser Motociclistas con mayúsculas... Tal vez estos chicos que hoy estaban en el templo, como lo es para un fanático del deporte motor el Museo Dante y Torcuato Emilliozzi, pasen de practicar un deporte que hasta ahora era un arma peligrosa -como lo es andar en motocicleta sin casco a velocidades excesivas- a descubrir que su pasión pueden canalizarla siendo «MOTOCICLISTAS». Es decir pilotos de carreras de motos, a través de una exposición, a través de una acción solidaria para dar una mano, para ayudar a mejorar en algo la situación del Hogar de Ancianos. Pero nos llevamos la sorpresa de que esos 30 amantes de la moto el domingo estarán en el Autódromo de Olavarría, por primera vez evaluando la posibilidad de haber encontrado la pasión de sus vidas, a través de la práctica del motociclismo deportivo. Claro, la crónica debiera decir que mutuos agradecimientos de los pilotos del Campeonato Argentino Velocidad, el equipo VMR-Hauswagen y las elogiosas y agradecidas palabras de la sra. Iris Bonetto de Rocha hacia los deportistas de elite (campeones argentinos, brasileños, uruguayos y también varios subcampeonatos) y, a su vez, el orgullo de los visitantes por ayudar a esta Olavarría solidaria... Pero nos quedamos hablando con la gente del Municipio y con las Damas de ver de qué forma podemos colaborar para que a través del deporte motor podamos incentivar a esta juventud a la práctica de este deporte y poder contribuir a la seguridad vial, demostrando que el deporte es salud. Qué importante sería que oriente y permita que también las empresas a través de sus planes de responsabilidad social empresaria (RSE), los concesionarios de motovehículos oficiales y los que llevamos esta pasión por las dos ruedas podamos llevar a cabo estas acciones solidarias de inclusión cultural-social y a través del deporte. Ayudar a construir una sociedad más justa, más sana y con plena conciencia de que cada uno de estos chicos, que pueden ser corredores de motos, sirvan de ejemplo para que otros miles puedan seguirlos. El agradecimiento a Omar Elzegbe, a Edgardo Prieto, a Maximiliano Gerardo y a Matías Cassano por haber dedicado su tiempo a esta conferencia de prensa, donde una vez más nuestros mayores, en este caso los abuelos del Hogar de Ancianos de Olavarría, nos permiten abrir esta puerta para que los jóvenes motociclistas encuentren el deporte de las dos ruedas como algo posible, como la pasión de sus vidas... y que de paso nos permitan salvar varias vidas. Gracias Olavarría, gracias Damas Vicentinas, gracias Municipalidad de Olavarría y gracias a las autoridades del AMCO y a su presidente, Lorenzo Librizzi, por pasar días solidarios tan buenos.

Pedro Varela

Dejá tu comentario