Lujo europeo para olvidarse de la crisis

Edición Impresa

Lamborghini aventador

Lamborghini dio a conocer una variante de su modelo descapotable Aventador, con la esperanza de extender el crecimiento de las ventas en un mercado de vehículos deportivos de lujo que se espera esté plano durante el próximo año. En Singapur, sede de la mayor concentración de millonarios del mundo, el presidente ejecutivo de la automotriz, Stephan Winkelmann, dijo que, pese al entorno complicado, éste había sido un mejor año para la deficitaria Lamborghini, tras ventas globales de 1.602 vehículos en 2011 y de 1.302 en 2010.

«Las ventas han aumentado en comparación con el año pasado por lo menos un 10 por ciento, incluso más», dijo en una entrevista. «Ya hemos superado las ventas de todo 2011, por lo que ésta es una buena señal», agregó.

Sin embargo, Winkelmann dijo que la recuperación ha sido lenta para el mercado de autos deportivos de lujo, después que la crisis financiera global golpeó las ventas tras un récord de alrededor 36.000 unidades en 2007.

«Este año estamos en alrededor de 25.000», dijo. «Tenemos una desaceleración en Europa, un aumento en Estados Unidos y el sudeste de Asia va bien. Oriente Medio está funcionando correctamente. China, no lo sabemos», agregó.

Automobili Lamborghini SpA -propiedad de la alemana Volkswagen AG- sigue confiando en China, su segundo mercado más grande después de Estados Unidos, con cerca de 350 vehículos vendidos el año pasado.

«Ellos (los chinos) pueden frenar un rato la compra de autos como los nuestros, pero desde luego el mercado es tan grande que no tardará en recuperarse», dijo.

El nuevo Aventador -un modelo con 12 cilindros con un motor de 700 CV de potencia que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h- saldrá a la venta en los próximos meses con un precio de lista en Estados Unidos de u$s 445.000.



Maserati quattroporte

La nueva generación de la berlina deportiva de lujo Maserati Quattroporte será presentada en enero, durante el Salón del Automóvil de Detroit.

La marca italiana aseguró que este modelo de 5,05 metros de largo es el eslabón central de su estrategia comercial, que apunta a vender 50.000 unidades para 2015, sumando a próximos lanzamientos previstos, entre los que se encuentran un modelo más chico y un SUV.

Este ejemplar llega para reemplazar al modelo que debutó en 2004 y competir con los deportivos alta gama de cuatro puertas, como el Porsche Panamera o BMW Serie 7. Y ahora agrega más confort y espacio en las plazas traseras.

En la actualidad, el motor es V8 producido por Ferrari, con una potencia de 400 CV o 440 CV, dependiendo de la alternativa elegida. El nuevo modelo también equiparía un propulsor Ferrari, pero más potente y con una mejor relación de consumo. La transmisión, en tanto, seguirá siendo automática como hasta ahora.

El nuevo Quattroporte continúa las líneas estéticas de su antecesor, con la característica parrilla de buenas dimensiones con el tridente, ícono de la marca, en el centro. También mantiene las tomas de aire laterales.

En el interior se observa la calidad y el tipo de materiales que suelen distinguir a este tipo de vehículos, como la combinación de cuero, madera y piel.

Dejá tu comentario