Malamada: buen tango abierto a otros géneros

Edición Impresa

"Rebeldía". Malamada. Edición propia.

Hasta no hace tanto se asociaba el nombre de Claudia Pannone al tango. Nunca fue sin embargo una cantante ortodoxa. Hizo algunos discos que podrían pensarse como medianamente convencionales, pero también fue parte del experimental Gotan Project o se atrevió a "pervertir" en tango algunas obras de Mozart. Su nueva búsqueda se llama Malamada, una experiencia en la que ni siquiera aparece su nombre en primer plano y que comparte con otros artistas llegados sobre todo del pop y del rock.

Malamada
es un grupo que tiene mucho que ver con el tango y con la milonga ciudadana en la rítmica y en el sonido característico del bandoneón y de la guitarra "barrida". Pero tiene mucho que ver también con los recursos electrónicos, con la melódica pop, con los golpes de batería del rock y, por momentos, hasta con el folklore en "aires" que recuerdan los ritmos del noroeste argentino. Pannone es la voz cantante excluyente y allí sigue estando una de sus grandes virtudes. Pero además es la autora de buena parte de las canciones, tarea que comparte con su coequiper en la producción artística del disco, el guitarrista Diego Biuso.

Para el caso se sumaron en un combo de formación extraña y muy eficaz en los resultados, el piano de José Maradei, el bajo de Leandro Rodríguez Cardone, la batería de Leonardo Cáceres Singh, el bandoneón de Nicolás Perrone y el violín de Javier Weintraud.

Ricardo Salton

Dejá tu comentario