Marzo, de liquidación: 2 x 1 y descuentos de hasta un 50%

Edición Impresa

Miniturismo: con dos feriados, marzo será el mes de las escapadas cortas. El primer fin de semana largo comienza hoy, y abarca lunes y martes de carnaval. El otro será el lunes 24, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

El comportamiento de lo que va de la temporada es lógico. Enero, como sucede históricamente, fue un mes bisagra, el que marca el rumbo del verano y, en materia de precios, el más caro para tomarse vacaciones. Febrero repitió los guarismos de años anteriores: una merma de precios de entre un 20% y el 30%.

Marzo está de liquidación. En casi todos los rubros hay rebajas y ofertas especiales. Los alquileres -tanto de propiedades como de carpas y sombrillas en la playa- sufrirán un descenso importante de precios, lo mismo ocurrirá con otros rubros y servicios. Además, las últimas temporadas marcaron la tendencia de salir los fines de semana largos y en marzo sólo hay dos.

Similar panorama correrán los que deciden irse afuera. Los destinos más buscados por los argentinos, Brasil y Caribe, están "de remate", al igual que los vecinos Uruguay y Chile, sobre todo el primero, que según estimaciones oficiales está atravesando el peor verano de los últimos diez años y afrontará marzo con descuentos superiores al 30%.

En el plano local, la costa atlántica, la sierras (Cuyo y centro), el noroeste y la Patagonia son los protagonistas. Será un mes propicio para hacer miniturismo, teniendo en cuenta que habrá dos fines de semana largos; el primero comienza hoy y abarca el lunes y martes de carnaval. El otro se extenderá entre el viernes 21 y el lunes 24, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Cataratas del Iguazú, Entre Ríos, estancias de campo cercanas a la Capital Federal y el Delta del Tigre tendrán una demanda alta para estas fechas. Otro mercado que se mantendrá estable durante marzo es el de los alquileres de quintas y propiedades en barrios cerrados y countries, especialmente en el norte y oeste del Gran Buenos Aires.

ahorro de hasta un 50%

Con respecto al mercado de alquileres, el ahorro durante el mes que comienza mañana respecto de enero, podría alcanzar el 50% en algunos casos (30% con respecto a febrero), cifra estimada, entre otros, por el Colegio de Martilleros de Mar del Plata, organismo que antes del inicio de cada temporada sugiere los valores para los meses de verano.

Respecto de los costos, una casa premium en Pinamar, Cariló o Mar de las Pampas, con vista al mar, puede costar alrededor de 18 mil pesos la quincena. Pero ese número puede bajar considerablemente si durante los primeros días del mes la propiedad no se alquila. En ese caso, los propietarios prefieren ceder antes de tener vacío el inmueble. Desde el sector inmobiliario aseguran que la demanda para marzo es aceptable, pero que se está dando el fenómeno de "regateo".

Las propiedades más económicas se ajustan todo lo que pueden. Cualquiera que revise los avisos clasificados observará que se consiguen alquileres en la costa para cuatro personas por 400 pesos diarios, una suma irrisoria si se la compara con los valores de enero ($ 1.100) y la primera quincena de febrero ($ 750) de esa misma unidad.

Con el alquiler de las carpas y sombrillas sucede algo similar. La misma carpa que durante enero se alquiló en 48.00 pesos la quincena, hoy se consigue por menos de 3.000 pesos.

Otro rubro con tendencia en baja es el de la indumentaria. Los negocios de ropa ofrecen liquidaciones del stock de verano de hasta el 60%.

tendencia estable

A diferencia de los que sucede con los alquileres, en el rubro gastronómico, en general, se mantienen los mismos precios de enero y febrero en todo el país. Un almuerzo completo (entrada, plato principal y postre) por persona oscila entre $ 80 y $160 promedio; un trago en la playa, $ 40; una cerveza en un bar, $ 55; una docena de facturas, $ 50.

Sin embargo, muchos restoranes apelan a promociones para llamar la atención de los turistas y prefieren recaudar menos, pero vender más. Basta recorrer un poco y mirar las vidrieras para conseguir, por ejemplo, un almuerzo o cena con plato principal, bebida y postre por 60/70 pesos por persona. Además, está de moda el dos por uno: en bares y boliches, obras de teatro, indumentaria, servicios. Todo conviene comprar por duplicado.

Los precios de los servicios y actividades también sufrirán un descenso de precios respecto de enero y febrero. Una cabalgata puede costar alrededor de 140 pesos la hora; alquilar un cuatriciclo, entre 350 y 400 pesos; una clase de surf de una hora 150 pesos; una excursión de pesca embarcada, 260 pesos por persona.

La idea de alquilar una casaquinta con piscina, quincho con parrilla y un amplio parque, si bien suele concretarse bastante menos de lo que se pregona, es una tendencia que está creciendo en los últimos años. Son cada vez más las familias o grupos de parejas o amigos que privilegian propiedades dentro de barrios cerrados o countries, por una cuestión de seguridad. Una quinta para seis personas, con todas las comodidades anteriormente mencionadas cuestan desde los $ 9.000 la quincena; en tanto que casas en barrios cerrados de 3 o 4 ambientes con parque, pileta y quincho, con expensas incluidas, parten desde los $ 14.000 la quincena.

Las propuestas de all inclusive y los paquetes turísticos con descuentos de temporada baja son la debilidad de muchos viajeros. El grueso de los argentinos que organizan sus vacaciones a través de agencias suele privilegiar destinos como el Caribe y el norte de Brasil. En el primer caso los destinos buscados se ubican en la Riviera Maya de México, en Cuba y en Punta Cana. Colombia y Venezuela están en segundo lugar, mientras que nunca hay que descartar Miami. El norte de Brasil, en torno de Salvador de Bahía, en muchos casos es una opción a la cual se llega merced a precios un poco más accesibles que los del Caribe.

Un gran atractivo que tiene el Caribe para los argentinos es que allí funciona el sistema de "todo incluido", que permite poder comprar un paquete antes de realizar el viaje y pagar con tarjeta, en pesos y en hasta 12 cuotas sin interés.

En todos estos destinos, enero cuesta en torno de un 15% más caro que la segunda quincena de febrero, en tanto que marzo ya entra en zona de ofertas fuera de estación y abre la chance de tarifas de ocasión en paquetes y aéreos. Otro destino que está siempre en la mira de los argentinos es Uruguay. Allí la temporada está casi consumada y el saldo es negativo. Muy pocos argentinos, una contracción notoria del gasto y malas expectativas para lo que resta del verano. Más allá de que las cifras del Ministerio de Turismo señalen que cuantitativamente la diferencia ha sido poca respecto de 2013, los operadores reconocen que se trata de la peor temporada de los últimos 10 años y esperan ansiosos la llegada del carnaval para salvar marzo.

A diferencia de otros años, la oferta es grande y la demanda es poca. Los altos costos en los servicios, comida y combustible alejan al turista argentino a pesar del esfuerzo del empresariado uruguayo por ofrecer precios competitivos en alquileres de casas y hoteles. Claro que también influyen las restricciones del Gobierno argentino para viajar al exterior.

L.F.

Dejá tu comentario