MotoGP mojado o seco: ocho al hilo

Edición Impresa

Pista húmeda y riesgosa. Dificultad para elegir neumáticos. Amenaza de lluvia. Largada diferida. Dos giros de reconocimiento. La carrera comienza con gomas de lluvia. La pista se seca. Los pilotos cambian de moto y neumáticos. El líder se va fuera de pista y comienza una increíble recuperación. Tenacidad, estrategia y suerte en la conquista de la octava victoria de Marc Márquez. Con las dificultades tensadas al máximo, el GP de Holanda se convirtió en un rompecabezas, el mejor escenario para la consagración de un fuera de serie, como Márquez, en la La Catedral del motociclismo.

Para aplaudir: la actuación de Andrea Dovizioso sobre la Ducati, como el adversario de turno en la lucha por la punta. El duelo interminable entre Dani Pedrosa y Aleix Espargaró, por el tercer lugar. Otra hazaña de Valentino: remontó desde el puesto 19 hasta finalizar quinto.

En el Campeonato, Marc se sigue escapando: 200 puntos en ocho carreras, como dicen en el ambiente mundialista futbolero actual: puntaje ideal.

Ha sido un día complicado, porque en esta carrera podía haber perdido muchos puntos, aunque afortunadamente al final hemos ampliado nuestra ventaja en la general del campeonato, explicó Marc.

Mario Diez

Dejá tu comentario