Mujeres, fútbol y negocios: una unión que cada vez gana más espacio

Edición Impresa

Desde la primera árbitra hasta la única argentina con cargo en la FIFA pasando por la mujer que maneja una de las cuentas más visitadas de Twitter. Un recorrido a través de las voces de las máximas protagonistas del fútbol. Sus logros, los desafíos por venir y por qué el fútbol ya no es sólo un deporte de hombres.

"Siento que le estoy marcando la agenda a la AFA"

Lleva más de 20 años en el fútbol y es una de las voces más autorizadas para hablar de la pata comercial. "Yo beso la pelota para hacer la guita", dice. Se llama Carolina García, tiene 54 años, y no da vueltas a la hora de hablar sobre el tema que más la apasiona.

Es, además, una de las grandes responsables del crecimiento del fútbol femenino en el país. Hace dos años organizó el primer Congreso Latinoamericano de Liderazgo de la Mujer en el Deporte y en enero pasado, en Pinamar, la primera clínica de fútbol femenino. "Al mes lo hizo la AFA. Le mandé un whatsapp a Chiqui Tapia le dije: 'Siento que les estoy marcando la agenda'", asegura. Y agrega que "ahora veo que hay mucho crecimiento del fútbol femenino, pero ahora hay que ir con cuidado porque después de la hazaña de la Selección viene el oportunismo. No hay que olvidarse del proyecto para que el deporte crezca, para que las jugadoras no sólo cobren viáticos y no tengan que hacer un paro que les pasó y que todavía les deban plata".

Carolina García.

Luego de trabajar para diferentes empresas relacionadas al fútbol, García tuvo la oportunidad de conocer en 2016 a la suiza Haenni Tatjana, entonces directora de competiciones femeninas de fútbol. "Nos pasamos los contactos, empezamos a hablar mucho, me contó cómo se estaba desarrollando el fútbol femenino en el mundo y me dijo que iba a ser la mujer que iba a llevar al fútbol femenino a la Argentina", asegura.

A partir de ahí, vino la segunda parte. "Empecé a golpear puertas. Me reunía una vez por mes con Julio Grondona en AFA. Cuando lo llamaba, me decía: 'Vení, pero el fútbol femenino es lo que hay'. Me junté con Claudio Morresi y Camau Espínola, a cargo de la Secretaría de Deporte de la Nación, con Cristina Fernández y con Alicia Kirchner. Golpeé todas las puertas. Y entendí lo que había hecho Tatjana, porque motivar es invertir. Y ella invirtió en mí. Y así logró que haga el primer congreso".

García, que trabajó en la Minera Alumbrera antes de entrar al negocio del fútbol, recuerda que "tenía un gerente que me decía que tenía un perfil comercial muy grande. Y yo ni idea. Lo único que compraba eran los tomates en el súper. Pero me explicó cómo la mujer es excelente para lo comercial porque compra mejor y barato y porque son un 70 por ciento menos sobornables que el hombre. Ahora te vendo buzones frente al Correo Central", asegura la mujer que no descarta alguna vez dar un paso a nivel dirigencial.

En relación al machismo en el mundo del fútbol, García asegura que "nunca lo padecí porque siempre estuve del lado del negocio. Por más que era una mujer entre hombres no se notaba la disparidad porque hablaba de negocios. Me ayudó la personalidad. Tengo mucha empatía y cuando entraba a este tipo de reuniones, buscaba a alguno, lo encaraba y le decía: 'Ese traje te queda brutal'. El hecho de tomar la iniciativa hacía que nadie me piropeara porque yo lo había hecho primero. Siempre fui frontal. Siempre fui yo. En la verborragia y en lo visual".

A diferencia de lo imaginado esa disparidad sí empezó a notarla en el mundo del fútbol femenino. "Lo percibí, no conmigo porque siempre se me toma desde lo comercial. En vez de vender botones, vendo fútbol. Pero como no soy una jugadora o una árbitra que fueron ninguneadas o discriminadas, no vengo con esa frustración encima y eso me da un handicap. Ellas siguen en su lucha. Mi lucha es profesional, lo de ellas es más de campo", sentencia la mujer de negocios del fútbol.

"Somos un gran colectivo que avanza, y nada puede detenernos"

De La Plata a Rusia hay 17 mil kilómetros. Pero poco importan las distancias cuando lo que está por delante es la realización de aquello que ni siquiera fue imaginado. Luego de hacerse un lugar como parte del equipo de Víctor Hugo Morales en radio Continental y en el recordado "Fútbol para todos", Viviana Vila dejó en claro que sus análisis de los partidos generan adeptos. Tanto que en 40 días se convertirá en la primera argentina que comentará los encuentros a disputarse en el Mundial. "Va a ser todo muy nuevo. Es un evento revolucionario", sostiene Vila. Y aclara que "sé que va dirigido al público de habla hispana que no es el mismo que me ve hacer Defensa y Justicia contra Racing".

Viviana Vila.

La periodista será una de las figuras que Telemundo -la cadena estadounidense de habla hispana- llevará al evento más importante del fútbol. "Lo estoy disfrutando mucho. Cuando me enteré lo primero que me vino fue el sentido de la responsabilidad. Fue algo que me sorprendió", destaca. Y comenta cómo se dieron los pasos rumbo a este sueño: "Hicieron un rastreo de talentos, como ellos le dicen, les gustó mi lectura del juego y me invitaron a comentar un partido de la liga inglesa".

Esta semana, Vila estuvo tres días en Miami como parte de una rueda de prensa "ya que para ellos también significa un impacto. No es algo habitual que haya una mujer en una cabina de transmisión".

Claro que el camino no fue fácil para la platense. "Sólo yo sé lo que debí pasar cuando empecé. Fue muy duro. Pero resistí. Soy como el junco, que se dobla pero no se rompe. La banqué. Se abrió un camino. Ahora es sentir que se puede, que si no se bajan las banderas y se camina con coherencia y dignidad, se puede; porque la verdadera revolución es feminista. Siento que somos un gran colectivo que avanza y nada puede detenernos".

"Cuando una árbitra se equivoca la mandan a lavar los platos"

"Hoy es normal ver a una mujer en cualquier puesto del futbol. Es algo simple, pero sustancial", asegura Sabrina Lois, de 39 años, una de las primera mujeres en formar parte de una terna arbitral en Argentina y la única instructora en AFA.

Lois comenzó su carrera en el arbitraje sin querer dirigir. "No era mi idea. Quería ser periodista deportiva y como en ese momento sólo había tres o cuatro decidí meterme a estudiar en SADRA con el fin de tener un diferencial".

Pero sus condiciones la llevaron a ganar terreno y a los pocos meses ya estaba oficiando de asistente en los juegos bonaerenses. "Al primer partido lo recuerdo como divertido. Fue un día de San Cayetano y ahí empecé con lo que luego sería mi fuente de trabajo. Tenía 18 años y era raro ver a una mujer en ese lugar. Los chicos me hacían bromas, pero no pasaba de eso".

Sabrina Lois.

No fue lo mismo cuando debió ponerse al frente de partidos en los que se jugaba algo y el insulto al referí, algo que se volvió común y corriente, ganaba forma, "Es cierto que después fue diferente, y la pasé peor. Pero nunca por ser mujer. Eso sí, al hombre cuando lo insultan con una connotación de hacer las cosas adrede, en cambio la mujer cuando se equivoca la suelen tildar de tonta o de mala y la manda a lavar los platos".

Lois dirigió hasta 2010, tuvo la oportunidad de ser asistente en el Mundial femenino de 2003 que se desarrolló en Estados Unidos, de ser asistente en la Primera C del fútbol argentino y de integrar la terna en un clásico entre River y Boca de reserva. En la actualidad, además de dar clases como instructora, es asesora para Conmebol para las árbitras de Argentina, Chile y Uruguay. "Sé que di un paso en el que muchas ahora están incursionando y es algo que me enorgullece".

"Tengo capacidad para ser la presidenta de Rosario Central"

Carolina Cristinziano lleva 16 años trabajando en el fútbol. Sus primeros pasos los dio junto a Gustavo Mascardi, quizá el representante que más nombre ganó en su rubro. "Hacía los contratos de muchos jugadores que estaban en la Selección. Trabajé con Pablo Aimar y el Ratón Ayala, y estuve en la vuelta de Martín Palermo a Boca. Tuve la oportunidad de irme con el Real Madrid a una gira por China y de hablar con Michel de fútbol. Fue una etapa en la que aprendí mucho".

Carolina Cristinziano.

Junto al representante dio otro de los pasos que hoy le sirve para mostrar lo que es un modelo de gestión. "Gerenciamos Ferro y lo ascendimos de la B Metro al Nacional B. Gané experiencia en contrataciones, en leyes y en lo que es el manejo de un club. A lo largo de estos años ocupé diferentes roles", asegura la mujer que tiene el deseo de ser presidenta de Rosario Central en octubre. "Tengo capacidad para estar. Está en mi cabeza y estamos trabajando para eso. Trabajamos en la política del club y más allá de los nombres propios, tenemos un plan. Estamos laburando muy fuerte en la parte futbolística, pensando en lo económico. En cómo lograr inversiones y en traer marcas", dice.

En el presente, Cristinziano es la única argentina en FIFA, donde integra la Comisión de Federaciones Miembro. "Nombramos todo el tiempo comisiones regularizadoras en todo el mundo. Y es algo que pasa mucho. Por eso creo que con el tiempo se va a valorar lo que hicimos en AFA con la comisión normalizadora. España está al borde la suspensión, Uruguay tiene pocos plazos y se los puede suspender".

En uno de los momentos más complicados de la AFA, Cristinziano también asumió responsabilidades para que fútbol argentino pueda encontrar un rumbo. "Logramos los cometidos que nos dio FIFA. Fue una experiencia espectacular. Nos querían pegar de todos lados, pero gracias a que estuvimos se normalizó todo. Después de Grondona, la continuidad era difícil; pero pudimos hacer la reforma de los estatutos de acuerdo a lo que pide FIFA cuando hay un montón de países que no lograron hacerlo. Estuvimos sólo ocho meses y generamos muchas cosas.".

La argentina con cargo en FIFA también es la creadora de la liga de fútbol femenino de Rosario, donde participan 15 equipos. "Estamos atrasados en comparación a otros países porque para nosotros el futbol es de hombres. Pero el cambio generacional ya está instalado".

"Los hombres no me intimidan para nada; si me tengo que plantar, lo hago"

María Sylvia Jiménez tiene 35 años y es la vicepresidenta de San Lorenzo de Alem, el club de Catamarca que hace poco revalidó su posición y jugará otro año en el Torneo Federal A (tercera categoría del fútbol argentino). Mary, como la conocen sus amigos y familiares, es, además, la primera mujer con un cargo ejecutivo en la AFA. "Siempre trabajé con hombres, estoy acostumbrada. Cada vez que hay una reunión de la AFA soy la única mujer. Pero si me tengo que plantar, me planto. No lo dudo. Tengo un carácter fuerte que me acompaña", comenta la abogada, quien también ya fue presidenta del club en el que trabaja. "Sigue siendo un gran desafío porque cuando llegué mucha gente no quería que sea presidenta por el simple hecho de ser mujer y por ser joven. Pero si me dicen que no, yo digo que sí".

María Sylvia Jiménez.

Jiménez deja en claro que "no me esperaba el llamado de la AFA. Empecé a viajar para participar de las reuniones y a vincularme con Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal, y él le propuso mi nombre a Chiqui Tapia. Nunca me lo hubiese imaginado. En agosto de 2016 asumí como presidenta del club y cinco meses después estaba en la AFA".

A la hora de darle una relevancia a lo que significa ser la única mujer en Asociación del Fútbol Argentino, la vocal sentencia: "Significa un camino para muchas. Se comunicaron chicas de todo el país pidiéndome consejos porque les gustaba lo dirigencial. El futbol femenino es el camino para empezar a trabajar. Se abrió una puerta y no se va cerrar. Es un trabajo de hormiga. No falta el que te mira con cara de qué hace esta mina acá porque el machismo está presente, pero de a poco van a empezar a haber más presidentas de clubes".

En relación con San Lorenzo de Alem, Jiménez aclara: "Cuando asumí el club estaba desorganizado. Regularicé las deudas, cumplí con todos los jugadores y ordené el club. Y me gustó mucho armar el plantel con el técnico. Empecé a vivir la adrenalina. Comparando con los de mi categoría, sé que se puede tener un club ordenado pese a que tenemos un presupuesto bajo; pero somos responsables. Contrato lo que sé que puedo pagar. Esa es otra de las cosas en las que las mujeres nos manejamos mejor".

"Tenemos una marca prestigiosa, pero debemos ser cautelosos"

Las redes sociales coparon la vida cotidiana de la gente. Y en esa dinámica, todo lo que tenga que ver con el fútbol sigue siendo uno de los principales atractivos para todos los usuarios. Con más de un millón de seguidores, @La12tuittera se convirtió en uno de los espacios de mayor consulta tanto para los fanáticos y los periodistas como para la propia dirigencia de Boca y sus jugadores.

Andrea Sánchez creó la cuenta en 2011.

¿Pero quién está atrás de este suceso de Twitter que no para de crecer? Una mujer, Andrea Sánchez, quien creó la cuenta en 2011 y que hoy tiene otras cuatro personas que trabajan en paralelo para, sobre todo, "darle al hincha lo que el hincha quiere". Los integrantes de @La12tuittera trabajan como un colectivo, como un nexo, y es por eso que prefieren no darse a conocer a través de las fotos, pero Sánchez es la encargada de ser la voz. "Mezclamos humor con información. Justo el año que empezamos fue el que River se fue al descenso por lo que eso nos generó muchos seguidores", asegura Sánchez quien a partir del suceso logrado "hoy me tengo que ir de vacaciones cuando se va el plantel".

Es tanto el caudal de gente que maneja la cuenta que, en su momento, "se acercaron para ofrecernos plata, pero todavía no nos largamos. La gente de FOX quiso darle manija al futbol codificado, pero a nuestros seguidores no les gustó nada. Nos dijeron que no y nos marcaron que no podemos vendernos porque somos la voz del hincha. Tenemos una marca prestigiosa y muchos proyectos atrás pero tenemos que ser cautelosos".

La cuenta no maneja información propia, pero está atenta a todos los espacios partidarios para poder tener la información más requerida al momento. "Las otras páginas no tienen la repercusión que tenemos nosotros porque tenemos el plus de interactuar con todos los hinchas", finaliza Sánchez.

"Las mujeres fuimos invisibilizadas en la cancha y en la literatura"

Fontanarrosa y Soriano son los dos nombres ilustres que marcaron a fuego la literatura futbolera argentina. ¿Pero qué lugar ocupa la mujer en los libros relacionados al mundo de la pelota? También faltábamos las mujeres narrando. El futbol se construye adentro y afuera. "Cuando me puse a buscar textos que hablaron por el futbol jugado por las pibas, me di cuenta de que hay una carencia enorme. Las mujeres fuimos invisibilizadas en la cancha y en la literatura que habla de esa cancha. ¿Quién va a contar nuestra historia si no lo hacemos nosotras?", se pregunta Analía Fernández Fuks, poeta y periodista de 31 años que también se desenvuelve como futbolista amateur y hasta como DT.

Analía Fernández Fuks.

La respuesta quizá este en el taller de escritura feminista sobre fútbol que realiza desde el año pasado. "Todas las semanas publicamos un texto distinto en La Tinta, una revista cordobesa que no cede el espacio para que podamos difundir lo que hacemos", asegura Fernández Fuks, quien en la actualidad está terminando de editar un libro de poemas futboleros con la mujer como protagonista".

La historia de la poeta y el fútbol comenzó de pequeña, cuando jugaba al fútbol con su padre en el balcón de la casa familiar. "Recuerdo que a las chicas en la primaria no nos incluían. Nos dejaban jugar tipo a cuatro que, para los varones, mínimamente sabíamos algo. A mi viejo, el mismo que me había enseñado a patear, no le gustaba, decía que era de machona. Por suerte, con el tiempo, nos agradeció haberle cambiado la cabeza.

En la actualidad, Fernández Fuks entrena y juega para el club Mafalda. "Me di cuenta de que la cancha es también un terreno de disputa y empecé una militancia al respecto. Creo que hay un crecimiento del futbol femenino exponencial. Hay más de un millón de pibas jugando en clubes, en las plazas. Se nota, está, es algo que pasa pero que aún no se refleja a nivel de federación.

Dejá tu comentario