Museo de arte falso

Edición Impresa

No son pocas las personas que opinan que es mejor disfrutar de una muy buena falsificación de una obra maestra que tener que contemplar originales de escasa calidad artística. En este rumbo viajaron las ideas de los creadores del FTMlschermuseum, el Museo de Arte Falso de la ciudad de Viena, donde se exponen cientos de copias hechas por anónimos maestros de la estafa.

El museo en cuestión está dividido en categorías. Por ejemplo, hay galerías con «copias», que incluyen obras cuyos autores han muerto hace más de 70 años y por eso no se las considera falsificaciones. Luego están las «reproducciones», que dan cuenta de obras reinterpretadas por otro pintor, siguiendo el estilo del original. Obviamente, el museo incluye «falsificaciones», es decir, copias sin autorización.

Entre las obras más conocidas que están dentro de la colección «falsa», el museo austríaco se luce con «Judit I», de Klimt, y «la Madonna de Belvedere», de Rafael. Pagando los cuatro euros que cuesta la entrada a este espacio también se accede a una reivindicación de grandes artistas que dedicaron su vida y talento a la falsificación, como Toni Treto, que disfrutó de ver cómo sus trabajos se exhibían en grandes museos como si fueran los originales.

En el sitio web del museo se hace una interesante aclaración respecto de las falsificaciones, señalando que la producción de una nueva obra maestra no es ilegal, pero sí lo es cuando se la vende como si fuera original.

Dejá tu comentario