NASA defiende planeta

Edición Impresa

Nueva York - La NASA lanzó ayer la primera misión de defensa planetaria para probar la posibilidad de desviar la dirección de un asteroide en caso que se precipite hacia la Tierra.

La misión DART, abreviatura de Double Asteroid Redirection Test, fue lanzada desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California.

Está previsto que el cohete impacte de manera deliberada con un asteroide para desviarlo de su órbita con el fin de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una colisión contra la Tierra.

El impacto no ocurrirá hasta otoño de 2022, pero, en caso de tener éxito, tiene el potencial de sentar las bases para proteger a toda la humanidad del peligro apocalíptico de los asteroides.

Su objetivo es Dimorphos, una “luna” de unos 160 metros de ancho, que rodea a un asteroide mucho mayor llamado Didymos (780 metros de diámetro). Juntos, forman un sistema que orbita en torno del Sol.

“Asteroide Dimorphos, ¡vamos a por ti!”, tuiteó la NASA después del lanzamiento y más tarde indicó que el DART se había separado con éxito de la segunda parte del cohete.

“Hemos recibido nuestras primeras señales de #DARTMission, que continuará desplegando sus paneles solares en las próximas horas y se preparará para su viaje de ida y vuelta de 10 meses al asteroide”, agregó la agencia espacial.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario