“No estamos en los niveles esperados”

Edición Impresa

El primer semestre de 2017 dejó gusto a poco. Pero si hay algo que sobra en el mercado inmobiliario, es el optimismo. Lo mismo sucede con el sector rural, que si bien esperan un alza de la actividad desde el año pasado, todavía estiman que podría llegar antes de finalizar 2017. Ámbito Biz entrevistó al presidente de la Cámara Inmobiliaria Rural (CAIR), Mariano Maurette, quien reconoció el estancamiento, pero se mostró positivo hacia lo que está por venir. ¿La esperanza del segundo semestre?

Periodista: ¿El último informe de la Cámara muestra apenas un 4% más de actividad que los niveles del año pasado, a qué se debe este estancamiento?

Mariano Maurette: Hay que tener en cuenta que el INCAIR es un índice orientativo, pero no podemos negar que no estamos en los niveles esperados para esta altura del año. La principal causa tiene que ver con las colocaciones financieras; hoy las tasas de intereses de los títulos y las Lebac son muy altas en comparación con la rentabilidad que da hoy el campo. Claro que invertir en tierra siempre es una inversión segura y duradera porque la hectárea siempre se revaloriza.

P.: ¿Cómo son los márgenes de rentabilidad hoy del campo?

M.M.: Hoy tenemos márgenes moderados y discretos, sobre todo tomando la rentabilidad del sector agropecuario que son hoy los más golpeados. Esto se debe principalmente a los altos costos que tiene que enfrentar el productor y el índice de inflación que no se detiene como esperábamos a esta altura del año.

P.: ¿El sinceramiento fiscal fue muy esperado por el campo, pero ¿dejó los números que especulaban?

M.M: Hay un poco más de movimiento, pero es leve. La realidad es que todavía no vemos las consecuencias del blanqueo, pero quizás podemos comenzar a verlo a partir de junio. Si bien los niveles de actividad son bajos, no podemos negar que hay un poco más. Hoy podemos decir que estamos mejor que hace cuatro años. No como nos gustaría, pero eso quizás pasa porque ponemos expectativas altas y tenemos que entender que los procesos son lentos.

P.:¿Existen los créditos para el campo? ¿Hay proyectos de nuevas líneas de financiación?

M.M: Existen, pero no se trata de una herramienta masiva. Entendemos que facilitan y ayudan, pero no hay muchos hoy por hoy, es algo en lo que hay que trabajar. En regla general, las operaciones se hacen al contado y la mayoría de las veces en efectivo. Hay algunos terrenos que se pueden financiar, pero con la misma tierra, no a través de los bancos.

P.: ¿Qué necesita hoy el sector para una reactivación de la actividad real?

M.M.: La ley de tierra nos afecta más de lo que podemos suponer. Y esto es porque limita a los extranjeros a pensar en inversiones de gran magnitud. Entonces nos centramos en el mercado local que crece más despacio. Yo creo que hoy estamos necesitando de inversiones extranjeras de magnitud, algo que existió hasta el año 2000. Si bien no es la única solución, creo que sería de gran ayuda. Este año es mejor que otros anteriores, nosotros somos positivos en que la realidad pronto se va a revertir.

Belén Fernández

Dejá tu comentario