Obama defendió ayuda del Gobierno a automotrices

Edición Impresa

El presidente Barack Obama aseguró que está complacido por la recuperación de la industria automotriz de EE.UU., y reiteró la necesidad de reformar la industria financiera a la que atribuyó la mayor responsabilidad por la crisis económica.

Al desatarse la recesión, la industria automotriz, uno de los ejes económicos del país, admitió que estaba al borde del colapso.

Las más afectadas, junto con Ford, fueron General Motors y Chrysler, a las que el Gobierno decidió respaldar financieramente pese a las críticas.

«Muchos temieron que estábamos tirando el dinero, que los contribuyentes perderían gran parte de su inversión y que esas empresas quebrarían sin importar lo que se hiciera», dijo Obama en su habitual discurso de los sábados.

«Pero un año después, el panorama es muy diferente. En efecto, la industria se está recuperando a un ritmo que pocos pensaban que fuera posible», señaló.

La semana pasada, General Motors anunció que la cancelación del préstamo de u$s 5.800 millones y sus intereses con cinco años de anticipación y que no sólo se ha recuperado sino que agregó 45.000 nuevas plazas de trabajo en sus plantas.

Por otra parte, Chrysler también ha pagado los préstamos recibidos con sus respectivos intereses, señaló.

Además, Obama añadió que el rescate financiero de la industria, que «era absolutamente necesario para impedir un desastre económico todavía peor», costará al contribuyente una fracción de lo que se temió originalmente.

Como resultado, la industria automotriz es ahora más estable y la economía se encuentra en una mejor situación, sostuvo.

El presidente indicó que parte de la crisis de esa industria y una de las principales causas de los problemas económicos del país surgieron del sector financiero.

«Sin normas de sentido común, las empresas de Wall Street asumieron riesgos enormes e irresponsables que pusieron en peligro el sistema financiero y perjudicaron a casi todos los sectores de nuestra economía», manifestó.

Dejá tu comentario