Obama: “Si quiere acuerdo, China debe cambiar actitud”

Edición Impresa

Camberra - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, consideró ayer que China debe replantearse algunas de sus actitudes respecto del comercio si verdaderamente quiere participar en el acuerdo comercial conocido como TPP. En una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra australiana, Julia Gillard, Obama rechazó que ese acuerdo, que tiene el respaldo de EE.UU. y que este fin de semana recibió un fuerte impulso con el anuncio del interés de países como México o Japón por sumarse, se conciba como una herramienta para excluir a China.

«La noción de que tememos o queremos excluir a China está completamente equivocada», declaró el mandatario estadounidense. Pero para sumarse al TPP, o Acuerdo Estratégico Trans Pacífico para la Cooperación Económica, es necesario cumplir una serie de principios muy claros y respetar las reglas. «Si China dice que quiere participar, le damos la bienvenida a China. Pero su ingreso en el TPP la obligaría a replantearse algunas de sus actitudes con respecto al comercio», agregó el presidente estadounidense.

Durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (TPP) clausurada el domingo en Honolulu (EE.UU.), el TPP, que comenzó a gestarse en 2008, recibió un fuerte impulso con el anuncio de Japón, Canadá y México de que están dispuestos a abrir negociaciones para sumarse.

Los ministros celebrarán una ronda de negociaciones en diciembre, que continuará a lo largo del próximo año, con el objetivo de tener un texto legal que defina el proyecto para el próximo verano. El TPP, que ya tiene nueve países miembros, entre ellos Australia, Nueva Zelanda, Chile y Perú, aspira a convertirse, con el tiempo, en un área de libre comercio para toda la región de Asia Pacífico.

China se había mostrado renuente hasta el momento a sumarse, porque el acuerdo la obligaría a abrir sus mercados a empresas extranjeras en áreas donde sus compañías estatales podrían verse perjudicadas, entre otros asuntos. Pero este fin de semana indicó que hasta el momento no fue invitada a adherirse, lo que motivó la réplica de EE.UU. de que no es necesaria una invitación, sino la voluntad de acometer los cambios necesarios.

El presidente de EE.UU. se encuentra en Camberra en una gira por Asia Pacífico que concluirá este fin de semana en Bali (Indonesia) para asistir a la cumbre del Este Asiático. Su gira tiene la misión en parte de contrarrestar la pujanza china en la región. Durante la cumbre de la APEC, Obama reclamó a China que «asuma sus responsabilidades» y cumpla las reglas del juego en áreas como la cotización del yuan o la protección de los derechos intelectuales.

Agencia EFE

Dejá tu comentario