OMC analiza tendencia proteccionista

Edición Impresa

En la economía mundial "ha persistido la tendencia a adoptar políticas con mayores efectos de restricción y distorsión del comercio", concluyó el más reciente informe del director general de la OMC, Pascal Lamy, el 1 de julio. Sin embargo, "en general, se ha evitado el recurso a medidas proteccionistas de elevada intensidad, aunque con dificultades", afirma el documento. El informe, el tercero de una serie de análisis periódicos a las políticas comerciales de los miembros de la OMC posteriores a la crisis económica, predijo que los casos antidumping podrían aumentar durante la presente recesión económica, y advirtió que las cláusulas de "compre local" incluidas en los planes nacionales de estímulo podrían distorsionar el comercio.

A pesar de que la economía mundial ha dado muestras de recuperación, la situación permanece "frágil", señaló el informe. La organización revisó su proyección anterior de un descenso del 9% en el comercio mundial en 2009, advirtiendo que ahora espera que el volumen del comercio decaiga en un 10% este año, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial. Las exportaciones provenientes de países desarrollados estarán a la cabeza con un declive de alrededor del 14%, indicó el informe, mientras que las exportaciones de los países en desarrollo descenderán en un 7 por ciento.

No obstante el sombrío panorama, hay algunos puntos alentadores en la economía mundial, aclara el informe. El comercio de servicios parece haber sorteado mejor la tormenta que el comercio de bienes. La financiación del comercio -préstamos y otras formas de crédito- han recibido un modesto apoyo por parte de instituciones como el Banco Mundial, las agencias de crédito a la exportación y algunos gobiernos y bancos centrales.

Oficialmente, el informe fue presentado a los miembros el día de ayer. En sus comentarios al documento preparado bajo la dirección de Lamy, las delegaciones en general se manifestaron conformes con el análisis realizado por la secretaría, por la mayor veracidad de la información incluida y el aumento de su participación en la elaboración del informe, según declararon fuentes a Puentes.

Medidas restrictivas

En el documento que abarca el período comprendido entre el 1 de marzo y el 19 de junio, la Secretaría de la OMC encontró que de un total de 119 nuevas medidas comerciales notificadas por los miembros, 83 son restrictivas. Sin embargo, ninguna de éstas fueron aplicadas en respuesta al brote de influenza A H1N1 de abril pasado.

En medio de la crisis sanitaria de meses pasados, cerca de 40 países impusieron prohibiciones a las importaciones de cerdo y productos de cerdo procedentes de Canadá, México, los EE.UU. y otros exportadores; esto a pesar de las declaraciones de varias organizaciones señalando la falta de justificación de tales embargos. Sin embargo, y según solicitaron varias delegaciones ayer en la OMC, es probable que en la próxima edición del informe de monitoreo de estas medidas no se incluya una sección sobre la influenza A, pues éstas responden a otros motivos, y no a la crisis económica.

A pesar de la persistente "tendencia" hacia el proteccionismo, ha habido algunos progresos de apertura comercial en los últimos tres meses. En el informe se registra un nuevo repunte de políticas de promoción del comercio con respecto a la versión anterior, dada a conocer a fines de marzo.

En este último trimestre, 13 países, entre ellos Australia, China, Ecuador, India y Arabia Saudita, han reducido o bien eliminado medidas restrictivas de comercio durante el período objeto de examen.

Casos antidumping en aumento: tal vez sin mayor novedad, el informe prevé que se producirá un repunte en el uso de los remedios comerciales por parte de los miembros, es decir, de instrumentos de política que permiten a los países adoptar medidas correctivas contra las importaciones que causan daño importante a una rama de la producción nacional (medidas antidumping, derechos compensatorios y salvaguardias).

A esto, el grupo de los amigos de las negociaciones antidumping, comentó que es de esperar que esto suceda, y por eso instaba a los miembros a sujetarse a las disciplinas de la OMC. La delegación de los EE.UU., por su parte, manifestó sus reservas en cuanto a estas afirmaciones del informe. "Nos gustaría advertir respecto de hacer predicciones extremas, lo cual hace esta versión del informe, sobre los fuertes aumentos en el futuro de los remedios comerciales, en general, y las medidas antidumping en particular", declaró Peter Allgeier, quien funge como embajador de los EE.UU. ante la OMC.

Los metales, particularmente los productos de acero, probablemente serán los objetivos frecuentes de las futuras investigaciones antidumping, concluyó el informe. Las salvaguardias y las medidas compensatorias también aumentado su popularidad este año, dijo la OMC, aunque el recurso a estos remedios comerciales permanece bajo con relación a récords ya registrados.

OMC advierte del uso de cláusula "compre local": desde marzo, ciertos países han estado anunciando nuevas medidas de estímulo, así como programas de apoyo específico a determinados sectores, políticas que la OMC reconoció que eran críticas para estimular la demanda de los consumidores que incentivaría la recuperación económica. No obstante, la Secretaría de la OMC advirtió que tales medidas, que a menudo se ocultan detrás de la burocracia y de números trámites, tienen el potencial de "distorsionar los mercados y la competencia", por lo que deben ser implementadas con cautela.

La secretaría también dijo que los programas de apoyo específico a determinados sectores deben ser eliminados lo antes posible debido a que esos fuertes subsidios son altamente perjudiciales. "Cuanto más permanezcan en vigor las subvenciones, más distorsionarán la producción basada en el mercado y las decisiones en materia de inversión en todo el mundo, mayor será la amenaza de que se creen distorsiones crónicas del comercio y más difícil resultará corregir esas distorsiones", indicó el informe.

El informe enfatizó que los líderes del G-20 compuesto por las principales economías habían prometido abstenerse de imponer medidas de restricción al comercio dada la crisis económica, y por lo tanto, los instó a cumplir esa promesa. El documento también aprovechó para hacer un llamamiento a los dirigentes para que desarrollen estrategias que permitan a los mercados volver a la normalidad.

Se espera que en octubre próximo tenga lugar la siguiente entrega del informe preparado por la Secretaría de la OMC respecto de la amenaza proteccionista. Para tal ocasión, Lamy integrará no solamente las medidas que se susciten en el tercer trimestre del año, sino que hará un repaso general de todas aquellas que se han tomado como consecuencia de la crisis mundial. Dicho informe también tendrá como objetivo servir como referencia para el trabajo y las conversaciones de los ministros, quienes se reunirán del 30 de noviembre al 2 de diciembre en Ginebra en el contexto de la Séptima Conferencia Ministerial de la OMC.

Dejá tu comentario