¡Oportunista!

Edición Impresa

Experiencia y una cuota de oportunismo. Esas fueron las claves para que Duendes ganara la semifinal ante Jockey, su clásico rival, por 23 a 17. La temprana exclusión del apertura verdiblanco Gonzalo Crespi jugó a favor de los intereses verdinegros.

En cada clásico que se disputa en Rosario entre Duendes y Jockey los nervios de jugadores e hinchas van en aumento, y ese hecho se vio reflejado en el juego.

Jockey marcó sus dos tries a través de Ramiro Baronio y Dan Isaack por errores en la defensa de Duendes. En tanto, el elenco de Las Delicias apoyó su primer try jugando con un hombre de más (conquista de Simón Boffelli) y se fue al descanso arriba el local 13-10. A las 11 minutos del segundo tiempo, Duendes ganaba 23 a 10, una diferencia que a pesar del descuento por el try de Isaack, sumado a la experiencia para manejar los tiempos, hizo que los años y la madurez para jugar instancias decisivas terminaran inclinando la balanza para el lado de Duendes.

Dejá tu comentario