Oro cítrico

Edición Impresa

El limón es la joya de la región y se lo utiliza en casi todos los platos locales a base de pescado y mariscos y en la pastelería. Se aprovechan el jugo, la pulpa, la cáscara y las hojas. El cítrico amarillo comenzó a producirse en la región desde mediados del Siglo XVII, pero no se precisa bien cuándo comenzó a fabricarse el agridulce licor. No hay muchas divergencias en cuanto a los ingredientes necesarios para producir limoncello. Se necesita un litro de alcohol muy fino, otro tanto de agua, 500 gramos de azúcar y finalmente la clave: la cáscara de siete limones amalfitanos recién sacados del árbol. Se toma muy frío, y la ingesta puede justificarse alegando que tiene propiedades digestivas. Hay una versión hecha con mandarinas llamada Mandarinetto.

Dejá tu comentario