OTRA MARCHA ANTIBOTNIA.

Edición Impresa

Los ambientalistas de Gualeguaychú que resisten la presencia de la pastera UPM (ex Botnia) volvieron a marchar ayer sobre el puente fronterizo al cumplirse ocho años de la primera protesta ciudadana contra la polémica compañía. En la proclama, los vecinos pidieron que se declare al río Uruguay en «estado de emergencia» y reeditaron duras críticas a los gobiernos de la Argentina y Uruguay por lo hecho hasta el momento en cuanto al monitoreo ambiental de la pastera.

Dejá tu comentario