Paraguay: a la caza del turista de alta gama

Edición Impresa

La ausencia de mar y playas hacen que Paraguay no sea un destino turístico "masivo". Por ello el país guaraní busca posicionarse como un destino turístico exclusivo para personas del sector ABC1 de la Argentina, con propuesta de golf en los campos de Asunción y una interesante oferta de turismo de naturaleza.

Los amantes del golf tienen en el Paraguay suficientes motivos para visitar y conocer los campos dedicados a ese deporte en varios puntos del país. Tanto en Asunción como en otras ciudades este deporte ofrece también un complemento de opciones turísticas, como ser las compras, las visitas a lugares o edificios históricos, museos, centros culturales, teatro y otros espectáculos.

Asunción y su entorno registran la mayor actividad en materia golfística porque muchos de los clubes tienen su sede en el perímetro, como el Asunción Golf Club, el Yacht & Golf Club, Rakiura y el Club Centenario.

A 60 kilómetros, al norte de Asunción, se encuentra la cancha de Carlos Franco Country & Golf Club, cuyo mentor, Carlos Franco, es un reconocido jugador del PGA Tour.

El complejo de Aguavista merece un capítulo aparte. Se trata de un campo deportivo ubicado a orillas del Río Paraná, en las cercanías de la ciudad de Encarnación, que se destaca por su abundante de vegetación y la bella vista del río Paraná.

Ya en el este, se destaca el Paraíso Resort y Spa, situado en Minga Guazu. Otro centro de gran actividad es el Paraná Country & Golf Club, en Hernandarias. La realización de torneos abiertos en esta sede se facilita por el excelente servicio de hotelería existente en la zona y la proximidad del Aeropuerto Internacional Guaraní.

natural x dos

Serranías de suave ondulación, reservas naturales de tupidos bosques subtropicales, extensos palmares e infinidad de ríos, arroyos y lagunas, conforman el variado paisaje paraguayo.

La Región Oriental es un territorio verde, con campos y humedales del Ñeembucú y cauces de aguas transparentes en Concepción. Bellas serranías (Ybytyruzú, Mbaracayú), poblados bosques, empinados y agresivos cerros, grandes saltos, lagunas y cascadas, ríos y arroyos, parques y reservas, y una importante fusión de culturas en la región más poblada del territorio paraguayo, invitan a descubrir tal como lo hicieron los primeros españoles que posaron en esta tierra de sol, siglos atrás. El paisaje de la Región Occidental se caracteriza por los palmares, lagunas y enigmáticos bosques. En este escenario, la población local, inmigrantes de origen alemán y veinte etnias nativas, articulan un entramado intercultural de gran interés para los turistas.

El Bajo Chaco, en el ángulo formado por los ríos Paraguay y Pilcomayo, es una tierra dedicada en gran parte a la ganadería, con palmares y campos húmedos. Su principal vía de acceso es la Ruta Transchaco y sus ramales.

El Chaco Seco ocupa gran parte de la superficie y está compuesto de sabanas semiáridas, con bosques bajos, donde la riqueza en la diversidad biológica está compuesta por animales como el taguá, el yaguareté y el puma, así como en la infinidad de reptiles, aves y pequeños roedores. Un gran atractivo es la variedad de fauna y flora nativa.

Paraguay es una palabra guaraní que significa "agua que corre al mar", traducción válida por la riqueza del sistema hídrico del país y que hace gala en el majestuoso Pantanal. Este santuario de la naturaleza es una extensa área que corre al norte, a lo largo del río Paraguay y forma parte de la región conocida como el Gran Pantanal. Sus riachos y lagunas, flora muy variada y una sorprendente población de especies de animales, habitan en esta ecorregión considerada la más importante del mundo.

Fuerte Olimpo, capital del Alto Paraguay, es la puerta de entrada al Pantanal, y está ubicada a la margen izquierda río Paraguay y fronteriza con Brasil.

Acceder a esta zona es posible por vía terrestre, a través de la Ruta Transchaco; por vía fluvial, con lanchas, barcos y el Crucero Paraguay. Y también por vía aérea, teniendo en cuenta que Fuerte Olimpo cuenta con una pista de aterrizaje.

Dejá tu comentario