Petroleros pactan paritaria récord de 59,5% y aseguran paz social para Vaca Muerta

Edición Impresa

El gremio de petroleros de YPF (Supeh) anunció ayer el cierre por un total de 59,5% del aumento salarial para la paritaria de los últimos doce meses, lo que constituye un récord para la ronda de negociaciones salariales que arrancaron el año pasado. El entendimiento, escalonado y que incluyó compensaciones pendientes por el desfasaje inflacionario que sufrieron los trabajadores del sector en 2017 y 2018, representa el sostén de la paz social alcanzada por la mayoría de los sindicatos del sector hidrocarburífero, en particular para el yacimiento de Vaca Muerta.

El acuerdo contempló para el período entre abril de 2018 y el mismo mes de este año un primer tramo de subas del 7,5%, del 5% en julio y de 7,5 por ciento en octubre; dos ajustes de 10% antes de fin de año, un 5% que restaba de 2017 y un 9,4% en el arranque de 2019. A esos valores el gremio le añadió un 5,1% pagado en abril y octubre del año pasado, lo que totaliza 59,5 por ciento. Sobre el fin de la semana pasada y antes del inicio de un paro en Vaca Muerta había alcanzado un entendimiento similar el gremio de petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa, por un total de 54,7 por ciento.

El titular del Supeh, Antonio Cassia, destacó que el acuerdo con YPF se hubiese alcanzado “en un año especialmente difícil y sin haber tenido medidas de fuerza y sin ningún despido, fruto del diálogo y la buena disposición de la empresa”. “Estamos muy orgullosos de todos los logros que hemos obtenido ya que fueron producto del dialogo entre dirigentes, trabajadores y empresarios de manera constante”, añadió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario