PIDIÓ KIRCHNER POR UN PJ SIN PELEAS INTERNAS

Edición Impresa

Néstor Kirchner admitió ayer su preocupación por las tensiones que agitan al peronismo. Usó el acto que la CGT de Hugo Moyano y el Movimiento Evita de Emilio Pérsico organizaron a dúo para homenajear a Eva Perón, a 58 años de su muerte, para enviar un mensaje hacia adentro del partido: advirtió, pidió o suplicó que el PJ no entre en peleas «dirigenciales» por cargos, espacios o candidaturas. «Lo importante es el modelo», aseguró. Fue una referencia clara a los tironeos en el peronismo de Buenos Aires, donde combaten el camionero y los intendentes del conurbano por el control del partido, ante la enfermedad de Alberto Balestrini. El libro de asistentes fue claro: concurrieron sólo cuatro intendentes. Mimetizado, el patagónico mostró un look sindical -que imitó, también, Amado Boudou- y defendió preceptos gremiales, como el que sostiene que los aumentos salariales no son inflacionarios. También deslizó una señal política al desempolvar un viejo axioma peronista, según el cual el «movimiento obrero» es la columna vertebral del peronismo. (Ver págs. 16 y 17.)

Dejá tu comentario