7 de junio 2013 - 00:00

Playas caribeñas: una pasión que se financia

Playas caribeñas: una pasión que se financia
Con el dólar -oficial y "blue"-, el avance de los precios y los controles cambiarios como protagonistas del escenario económico local, los argentinos están aguzando más que nunca sus sentidos en el momento de diseñar viajes y vacaciones. Lo cierto es que mientras los números van y vienen, hay un destino que nunca pierden de vista: el Caribe. Clima ideal y playas paradisíacas parecen ser un atractivo difícil de resistir, especialmente cuando el abanico de tarifas se ubica en igualdad de condiciones con muchas opciones de cabotaje y, especialmente, cuando abundan ventajosos planes de pago en cuotas sin interés.

Los precios de los paquetes turísticos de hoy indican que a partir de $ 11.000 (unos u$s 2.100 a cotización oficial) se puede acceder a un viaje de siete noches en un destino siempre codiciado como Cuba. Ése sería el piso dentro de una gran variedad de opciones en las que hacen diferencia tanto las fechas (con precios que crecen hasta un 30% en vacaciones de invierno, es decir, la segunda quincena de julio) como los lugares elegidos, ya que las propuestas en su gran mayoría son similares, incluyendo hoteles y resorts cinco estrellas, con sistema all inclusive o al menos almuerzos y cenas incluidas.

Una suerte de techo para la excursión de siete días al Caribe da cuenta de una tarifa aproximada de $ 20.000 (u$s 3.800) por persona, que es hasta donde llegan, por ejemplo, los paquetes más costosos en playas como las de Aruba.

En el medio de los valores señalados (que incluyen el recargo del 20% establecido por la AFIP a cuenta del pago de Ganancias) se encuentran todas las propuestas más buscadas por los argentinos en el Caribe. A saber "Cancún y Playa del Carmen en México, Punta Cana y Samaná en República Dominicana, Varadero y los Cayos en Cuba, San Andrés y Cartagena en Colombia", según indicaron desde la agencia Asatej.

Si se tiene en cuenta que una semana de esquí en el cerro Catedral, en San Carlos de Bariloche, asciende a unos $ 45.000 para un grupo familiar, se entiende que viajar al Caribe puede incluso representar un gasto menor si se toma en cuenta la potencial devolución del mencionado 20% con que el Gobierno recarga los gastos con tarjeta en el exterior. Todo depende también, claro, de la elección que se decida hacer entre nieve o playa.

Incentivo

Pero tal vez el principal incentivo que hay para pasar esta temporada de invierno en alguna playa caribeña son los planes de pago, ya que la mayoría de las agencias está ofreciendo plazos de 12, 18 y hasta 24 cuotas sin interés con diferentes tarjetas y bancos. Estas ventajosas opciones están siendo uno de los principales imanes para viajar no sólo al Caribe, sino por todo el mundo y la Argentina. Ocurre que con una inflación del 25% anual, las cuotas sin intereses son vistas como un verdadero descuento.

"El Caribe se está vendiendo igual que en otoños e inviernos anteriores. Las trabas no han afectado en nada. La mayoría de la gente paga con tarjeta y en cuotas", señaló una fuente del sector, que agregó: "Las dos semanas de vacaciones (segunda quincena de julio) están bastante completas".

Las agencias de turismo están expresando sus precios en pesos, pero sobre la base de un cálculo hecho sobre valor dólar y cambio a precio oficial del momento. Es decir que siempre que se pague en pesos, el precio final será el que marque la cotización el día del pago. Claro, las tarjetas son el medio de pago por excelencia en esta temporada.

Cabe señalar que, dependiendo de los destinos, los paquetes que coinciden con las vacaciones invernales presentan aumentos de entre el 10% y el 30% respecto de los viajes programados para el resto de julio, así como para junio y agosto. La temporada alta, por lo general, se extiende desde el 15 de diciembre hasta el 15 de abril. Durante este período, los precios tienen su pico y puede ser difícil conseguir una reserva (especialmente durante la temporada de vacaciones). Lo que recomendamos es adelantarse para efectuar las reservas.

A su vez, más allá de las vacaciones argentinas, la región del Caribe tiene también sus ciclos de temporada alta y baja; de hecho, entre abril y noviembre es la época de huracanes en muchos destinos, por lo cual conviene tener en cuenta esta cuestión climática al momento de elegir playas.

Pablo Domini

Dejá tu comentario