25 de julio 2022 - 00:00

Por la densa niebla, hubo demoras en Aeroparque y Ezeiza

visibilidad. Los problemas con la visibilidad en la Ciudad de Buenos Aires comenzaron el viernes y se extenderán hasta esta mañana.
visibilidad. Los problemas con la visibilidad en la Ciudad de Buenos Aires comenzaron el viernes y se extenderán hasta esta mañana.

La densa niebla que cubrió ayer por la mañana la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano generó nuevamente demoras en los vuelos que debían partir durante las primeras horas del día desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, aunque las terminales permanecieron operativas.

En ese sentido, una decena de vuelos postergaron sus salidas a diferentes puntos del interior y del exterior del país, mientras que alguno que otro fue cancelado, según el informe de Aeropuertos Argentina 2000, en plenas vacaciones de invierno.

De todas maneras, la gran mayoría de los mismos pudo despegar o arribar a ambas terminales aéreas, pese a las dificultades que se presentan por la niebla.

Los problemas por la poca visibilidad comenzaron el viernes, estuvieron presentes durante el sábado y se mantuvieron ayer, tanto en los dos aeropuertos como en varios barrios porteños y del Conurbano.

Durante el sábado, las malas condiciones climáticas generaron complicaciones para más de 35 vuelos en el Aeroparque Jorge Newbery, pese a que la estación aérea se mantuvo operativa durante todo el día.

Alerta

En ese sentido, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó su “advertencia” por visibilidad reducida por nieblas que alcanza a gran parte de la provincia de Buenos Aires, este de Córdoba, sur de Santa Fe y de Entre Ríos.

El organismo había emitido una primera advertencia el pasado viernes por la tarde que se prolongó hasta la medianoche del sábado, que abarcaba una superficie mayor, con toda la provincia de Entre Ríos y también el sur de Corrientes y Santiago del Estero.

Ayer, el SMN volvió a ratificar la advertencia, un elemento del Sistema de Alerta Temprana que “informa sobre la posible ocurrencia de fenómenos que pueden causar inconvenientes o dificultades para el normal desenvolvimiento de la vida social” y que tiene sólo dos niveles: verde cuando no hay advertencia, violeta cuando la hay.

Según indica el pronóstico del tiempo, las nieblas cesarían recién en toda la región afectada, cuando se anticipan lluvias en la ciudad de Buenos Aires, una máxima de 17 y una mínima de 14 grados.

Dejá tu comentario