Por la huella de la historia argentina

Edición Impresa

La celebración del Bicentenario de la Independencia argentina se erige como una gran plataforma de lanzamiento para el llamado «turismo histórico», modalidad de viajes que ha ido tomando fuerza a partir de la curiosidad y demanda de los propios turistas y del impulso dado desde los Estados nacional, provincial y municipal. Las posibilidades para este tipo de turismo se extienden a lo largo y ancho de todo el país, vinculándose con la historia de los pueblos originarios, la colonización europea y el encuentro de ambas culturas, las guerras y los héroes de la independencia argentina, los próceres de la Patria y las ciudades fundacionales. A continuación presentamos los principales sitios históricos que están abiertos al turismo.

Noroeste:

Posta de Yatasto

Fue la residencia del coronel Vicente de Toledo Pimentel y constituyó la principal posta de correos y pasajeros entre Salta y Tucumán, durante el siglo XVIII y parte del XIX. El 10 de marzo de 1812, el general Juan Martín de Pueyrredón instaló allí su campamento, luego de la retirada del Alto Perú. El 26 de ese mes transmitió el mando del Ejército al general Manuel Belgrano. Según indica la tradición, el 30 de enero de 1814 tuvo lugar en esta posta el encuentro entre los generales San Martín y Belgrano, al asumir el primero el mando del Ejército. El edificio que aún hoy puede visitarse data de fines del siglo XVIII. Actualmente funciona como museo, con una recreación de la vivienda rural de la época.

Ubicación: Salta, en los alrededores de Rosario de la Frontera, a 12 km de la ciudad de Metán y a 3 km de la Ruta Nacional Nº 34.

Casa de la Independencia

Cuando en 1815 el Gobierno interino de Buenos Aires convocó a las provincias a un Congreso a celebrarse en Tucumán, la señora Francisca Bazán y Esteves de Laguna cedió su propiedad como sede. El 9 de Julio de 1816 se proclamó allí la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. El Congreso se trasladó a Buenos Aires en 1817. En 1872, los herederos de la señora de Laguna vendieron la casa al Gobierno nacional. Se le remodeló la fachada y se instalaron oficinas judiciales y de correos. En 1943, la casa fue reconstruida por el arquitecto Mario Buschiazzo, quien se basó en documentos y fotografías anteriores a su demolición. Hoy funciona allí el Museo de la Casa Histórica de la Independencia.

Ubicación: Tucumán. Calle Congreso 153, ciudad de San Miguel de Tucumán.

Pucará de Tilcara

Es uno de los poblados prehispánicos más destacados de la Quebrada de Humahuaca y fue declarado Monumento Histórico Nacional. Es un asentamiento de 7,90 hectáreas de extensión donde se destacan el conjunto ceremonial conocido como La Iglesia y el Taller Lapidario. Este último está emplazado en lo que constituyó un verdadero barrio artesanal de la época incaica, donde los especialistas producían ornamentos de alabastro, que el Estado inca distribuía luego entre las élites locales. En el poblado -cuya ocupación se remonta al Siglo X y continuó hasta la invasión europea- residió la estirpe de los Viltipoco, gobernantes de los tilcaras. Don Diego Viltipoco organizó la última rebelión contra los españoles en 1595. A comienzos de la década de 1950, Eduardo Casanova dirigió la reconstrucción del sitio.

Ubicación: Jujuy. Sobre un morro, junto a la confluencia del Río Guasamayo y el Río Grande, en las afueras de la ciudad de Tilcara.

Casa de Fray Mamerto Esquiú

En el antiguo Departamento de Piedra Blanca, hoy llamado Fray Mamerto Esquiú, nació este fraile ilustre el 11 de mayo de 1826, en un humilde rancho. Vivió allí hasta los nueve años. Está construido con muros de adobe sin revocar, techo a dos aguas de caña y paja, pisos de ladrillo y puertas de madera de algarrobo. Cerca se encuentra la Capilla del Señor de los Milagros, donde Fray Mamerto Esquiú fue bautizado y años más tarde se desempeñó como cura párroco.

Ubicación: Catamarca. En San José, a 14 km de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

Litoral:

Palacio San José

Fue la residencia particular del general Justo José de Urquiza, quien la llamó San José. Aquí el caudillo entrerriano recibió la visita de importantísimas personalidades del país y del extranjero. Allí también fue asesinado en abril de 1870 por seguidores de López Jordán, federal disidente con su conducción política. El Palacio San José, uno de los exponentes más valiosos de la arquitectura italianizante argentina de mediados del Siglo XIX, es obra del arquitecto Pedro Fossati y fue construido entre 1848 y 1858. Actualmente es sede del Museo Nacional Justo José de Urquiza.

Ubicación: Entre Ríos. A 30 km de Concepción del Uruguay por la Ruta Nacional 131.

Jesuitas en San Ignacio Miní

Fue fundada, junto con Nuestra Señora de Loreto, por los padres José Cataldino y Simón Masseta, en 1610. Habían sido enviados por el primer provincial de las Misiones, padre Diego de Torres, a evangelizar la región del Guayrá. A causa de los ataques de los bandeirantes paulistas que buscaban reducir a los aborígenes a la esclavitud, éste y otros pueblos debieron emigrar. El padre Antonio Ruiz de Montoya condujo el éxodo de 12.000 aborígenes a través de las selvas y los ríos de la región. Luego de varios asentamientos temporarios, en 1696 se estableció definitivamente. En su apogeo llegó a contar con una población de 4.500 guaraníes. Expulsados los jesuitas en 1767, San Ignacio Miní sobrevivió hasta que fue destruido, como otros pueblos, durante la guerra de fronteras de 1817. A pesar de ello, un grupo de guaraníes al mando del cacique Cristaldo volvió a asentarse en el lugar. Esta repoblación no prosperó porque las tropas paraguayas asolaron los pueblos paranaenses en 1821. Restaurado entre 1940/50, es el conjunto mejor conservado en territorio argentino. Desde 1984, integra la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Es sede del Museo Jesuítico de San Ignacio Miní.

Ubicación: Misiones. San Ignacio, sobre la Ruta Nacional 12, a 56 km de Posadas.

Pueblo de Yapeyú

Tierra natal del general José de San Martín, el mayor prócer de la Argentina. Allí se encuentra la antigua casa del general y junto a ella el museo Sanmartiniano, que expone varios documentos relacionados con la vida y obra del Padre de la Patria y de su familia. Contiene también vestigios de las misiones jesuíticas. Fue fundada el 4 de diciembre de 1626 por el jesuita Pedro Romero, que le dio el nombre de Villa de Nuestra Señora de los Santos Reyes Magos y Yapeyú. El término Yapeyú viene del guaraní y significa «fruto maduro» y en otros tiempos fue también el nombre del río que hoy en día se conoce como Guaviraví.

Ubicación: Corrientes. A 5 km de la Ruta Nacional 14, a 70 km de Paso de los Libres, y a 300 km de Posadas. Posee hoy aproximadamente 3.000 habitantes.

Cuyo:

Las pardecitas (Tinkunaku)

Actualmente se contempla un enorme templete de piedra que protege las ruinas de los tapiales de adobe. La tradición cuenta que San Francisco Solano dominó a miles de indígenas que estaban dispuestos a destruir la ciudad. Así logró establecer un tratado de paz donde destituyeron al alcalde y en su lugar lo nombraron al Niño Dios, más conocido como el Niño Alcalde. A este evento histórico se lo denomina Tinkunaku, que en voz quichua significa «encuentro», en referencia al vínculo entre las dos culturas. Se celebra todos los 31 de diciembre al mediodía en la ciudad capital.

Ubicación: La Rioja. Chochongasta, a 7 km de la ciudad de La Rioja, en la boca de la Quebrada de La Rioja.

Casa natal de Domingo F. Sarmiento

Fue levantada por doña Paula Albarracín en 1801 y allí nació Domingo Faustino Sarmiento, el 15 de febrero de 1811. Cien años más tarde, fue el primer edificio argentino al que se declaró monumento histórico nacional. Construida con muros de adobe y techos de barro sobre rollizos de álamo, tenía un patio y una sola habitación en el fondo. Luego de sucesivas ampliaciones, en las que se agregó un segundo patio, llegó a contar con nueve cuartos principales y tres de servicio, construidos en ladrillo. En el primer patio estaban la higuera y el telar mencionados por Sarmiento en su libro «Recuerdos de provincia».

Actualmente, la casa es sede del Museo Histórico y Biblioteca Pública Domingo F. Sarmiento, organizados en 1942. Dos años más tarde, un terremoto afectó gravemente el edificio. El patio posterior fue recreado por el arquitecto Ramos Correa.

Ubicación: Ciudad de San Juan. Calles Gral. San Martín y Sarmiento.

Campo y Capilla del Plumerillo

Aquí se formó y adiestró el Ejército de los Andes y está enterrado el general Gerónimo Espejo. La capilla está fuera del campo y en ella ofició misa el papa Pío IX cuando no era sino el canónigo Mastai. La Secretaría de Turismo nacional está acondicionando el Centro de Interpretación, las luminarias del predio, los portones de acceso, el obelisco recordatorio de la gesta sanmartiniana y los cañones del acceso principal.

Ubicación: Mendoza, departamento de Las Heras.

Centro:

Manzana Jesuítica

Ubicada en el centro de la ciudad de Córdoba, abarca la Capilla Doméstica, el Colegio Nacional de Montserrat, la Iglesia de la Compañía de Jesús, la antigua sede de la Universidad Nacional de Córdoba y la Residencia. Fue el emplazamiento de los primeros jesuitas que llegaron a la región, a fines de la década de 1580. Córdoba era el corazón de la avanzada evangelizadora de la Compañía de Jesús. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Manzana albergó la primera imprenta de Sudamérica, introducida por los jesuitas en 1765.

Ubicación: La Manzana se encuentra ubicada en pleno centro de la ciudad de Córdoba, rodeada por las calles Duarte Quirós, Avenida Vélez Sarsfield, Caseros y Obispo Trejo.

Ciudad de Alta Gracia

Esta localidad serrana es uno de los atractivos histórico-culturales más importantes de Córdoba. La Estancia Jesuítica y Museo Virrey Liniers, Patrimonio de la Humanidad, forma parte del conjunto de la Manzana y Estancias Jesuíticas de Córdoba. El museo del Che Guevara es allí un tributo a la casa y la tierra que lo vieron crecer.

Ubicación: Valle de Paravachasca. A 40 km de la ciudad de Córdoba, por la Ruta 5.

Monumento a la Bandera

Icono de Rosario, se ubica en el centro de la ciudad, sobre la costa del río Paraná, en el sitio donde el general Manuel Belgrano izó por primera vez la Bandera Argentina, el 27 de febrero de 1812. Inaugurado en 1957, el monumento fue diseñado por los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo, junto con los escultores Alfredo Bigatti y José Fioravanti. Posee una torre de 70 metros de altura con mirador en la cima, cripta en homenaje a Belgrano, Patio Cívico y el Propileo. En el subsuelo se encuentra la Sala de Honor de las Banderas de América.

Ubicación: Rosario, calle Santa Fe 581.

Campo de la Gloria y Convento

Luego de la expulsión de la Compañía de Jesús en 1767, parte de su estancia de San Miguel fue adjudicada a la Orden Franciscana de Propaganda Fide. Los nuevos ocupantes instalaron allí el Convento de San Carlos Borromeo y tras abandonar el casco frente al Carcarañá, poblaron la bajada de San Lorenzo. Los franciscanos iniciaron en 1792 la construcción de una capilla y un claustro, hasta configurar el conjunto actual. En 1796 se produjo el traslado definitivo desde la vieja estancia del Carcarañá y comenzó a construirse el claustro principal.

Éste se encontraba en obra cuando en sus cercanías, el 3 de febrero de 1813, se produjo el histórico combate de San Lorenzo, entre las tropas españolas y los Granaderos al mando del general San Martín. El templo fue comenzado en 1807, según proyecto del maestro Juan Bautista Segismundo, autor de la Recova de Buenos Aires, y su fachada emprendida a mediados del Siglo XIX, a cargo del maestro T. Guillón. El conjunto se compone del Convento, la Iglesia, el Seminario, el Colegio de Nuestra Señora de la Misericordia y el Colegio San Carlos.



Ubicación: Gran Rosario. Boulevar Sgto. Cabral, entre las calles Santos Palacios y Belgrano, San Lorenzo.



Patagonia:

Puerto San Julián

El 31 de marzo de 1520 llegó Fernando de Magallanes al puerto que él llamó San Julián. Permaneció hasta el 24 de agosto, fecha en que continuó su ruta hacia el Sur. En buena medida, es la cuna de la historia patagónica, por la sucesión de visitantes ilustres y acontecimientos notables que tuvieron a esta bahía por escenario. El domingo de Ramos de 1520, Magallanes ordenó el primer oficio religioso celebrado en territorio argentino (evocado por el actual Monumento a la Primera Misa) y aquí también se produjo el novelesco encuentro entre los tehuelches y Magallanes, quien les impuso el nombre de «patagones», que, por extensión, se dio luego a todo el territorio. Asimismo, se efectuó el primer bautismo, dándole el nombre de Juan a un indio patagón. El nombre Puerto San Julián es el más antiguo -de raíz europea- de todas las ciudades argentinas.

Ubicación: Santa Cruz, 370 km al norte de Río Gallegos.

Ex presidio de Ushuaia

Sobre la base de la idea que nació en 1882 de edificar una colonia penal en Tierra del Fuego, se colocó la piedra fundamental del Presidio Nacional, en setiembre de 1902. Allí funcionan hoy los Museos del Presidio, Marítimo, Antártico y de Arte Marino.

Ubicación: Ushuaia, calle Yáganse, entre Gobernador Deloqui y Gobernador Paz.

Fuente: Dirección de Desarrollo de la Secretaría de Turismo de la Nación y Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos de la Nación.

Dejá tu comentario