Por suerte, a contramano del mundo: más visitantes vendrán al país en 2010

Edición Impresa

El ajetreado 2009 será recordado en materia de turismo como el año en que viajar fue más barato que nunca. La crisis mundial tuvo serias consecuencias para las economías de los países, pero los viajeros se vieron beneficiados por tarifas aéreas a precios impensados y promociones de hoteles irresistibles. La Argentina, paradójica como siempre, marchó casi a contramano de las turbulencias financieras y superó el temblor de los mercados mejor que lo esperado. La explicación de esta particular situación se encuentra en que el país ofrece para los extranjeros atractivos más que tentadores que van desde lo geográfico, la infraestructura, la variedad de ofertas y una moneda devaluada que se acomoda a cualquier presupuesto. También, y no es tema menor, está Brasil. El socio del Mercosur fue, junto con China, de los pocos países que llegan a fin de año con números positivos en la actividad económica.

La influencia de la nación vecina es cada vez más notoria en todos los campos, y el turismo no es la excepción. Alentado por un real fortalecido y con una población cinco veces mayor que la Argentina, es un mercado imposible de ignorar. Es por eso que son cada vez más los proyectos turísticos en el país que se elaboran pensando en miles de brasileños ansiosos por consumir.

En este contexto, las perspectivas para el 2010 son alentadoras.

Los empresarios de turismo argentinos prevén un aumento de casi el 10% en las llegadas al país durante el año próximo. Estiman que la recuperación continuará en 2011, con un crecimiento similar, hasta llegar a superar los 4,7 millones de visitantes.

Según el último informe de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) el retroceso de este año se frenó a partir de setiembre, cuando comenzaron a mermar los efectos negativos de la crisis financiera internacional y la epidemia de gripe A.

«El turismo crece más que la economía real. Desde 2008 a 2020 las llegadas avanzarán un 4,5% anual en el mundo, y la Argentina aumenta a un ritmo aún mayor», afirmó el economista Adolfo Sturzenegger, quien elaboró el trabajo sobre la actividad de viajes y turismo de la CAT.

INGRESOS

Según este estudio, también habrá un fuerte aumento en los fondos que ingresará el país en concepto de turismo receptivo: en 2010 unos 4,4 millones de turistas dejarán en la Argentina u$s 3.840 millones, el 18,3% más que este año. En 2011 la cifra se elevaría a más de u$s 4.500 millones, con idéntica suba porcentual.

Si se suman los ingresos del turismo doméstico y el receptivo, la economía argentina percibirá unos u$s 5.000 millones en 2010, un 13% más que este año. El PBI de turismo representa unos u$s 21.000 millones, alrededor del 7% del PBI nacional.

La recuperación en la Argentina también se da en el llamado turismo doméstico, es decir, de argentinos dentro del país, con la ciudad de Mar del Plata como principal referente. Sin embargo, en otros países no son tan optimistas, ya que los pronósticos indican que la industria del turismo enfrentará otro año difícil en 2010, dado que los viajeros del mundo se mantendrán cautos a la hora de darse lujos como salir al exterior, pese a una reciente mejoría económica.

Más del 40% de los consumidores alrededor del mundo planea viajar menos el próximo año, y uno de cada tres desea gastar menos en vuelos o alojamiento, de acuerdo con la encuesta de The Boston Consulting Group (BCG).

«El hecho de que la economía se está recuperando en general no significa que ya salimos de la crisis», comentó Martin Koehler, jefe global del sector de viajes y turismo de BCG.

Según datos oficiales, la zona euro salió de la recesión en el tercer trimestre.

Mientras en Alemania y Japón apuntan a reducir los costos de los viajes, los italianos y franceses planean ahorrar en los vuelos y el alojamiento.

La Organización Mundial de Turismo ha dicho que la actividad internacional en el sector caerá entre un 4% y un 6% en 2010 y las empresas de viajes luchan por enfrentar una baja en la demanda debido a los menores presupuestos de los consumidores.

Operadores turísticos como TUI Travel -el más grande de Europa- y Thomas Cook han reaccionado haciendo reservas más flexibles, recortando precios y presentando ofertas especiales.

Otro dato que muestra la situación del mercado y su perspectiva es el de la demanda aérea. El número de vuelos regulares programados para los próximos meses por las aerolíneas de todo el mundo asciende a 2,3 millones, un 1% más que el pasado. La suba es mínima, pero muestra un rebote.

La empresa de estadísticas aéreas Official Airline Guide (OAG) informó que la capacidad total de esos vuelos es de 285,4 millones de asientos, un 3% más que en noviembre de 2008.

Las compañías de bajo costo han incrementado en un 8% tanto el número de vuelos como la capacidad total, y suponen, con 424.458 vuelos programados, el 18% del total y, con 62,6 millones de asientos, el 22% de la capacidad total.

La evolución de cada una de las regiones no es homogénea.

Así, el mercado de vuelos transatlánticos entre Norteamérica y Europa Occidental registra una caída del 8% en su capacidad, dado que hay 434.467 asientos menos vendidos que un año antes.

También baja un 10% la frecuencia de los vuelos transatlánticos, con 2.144 vuelos menos programados para este mes.

Desde Norteamérica a América del Sur y Centroamérica, el sector sufre una caída del 1% en el número de vuelos y del mismo porcentaje en la capacidad, de acuerdo con las estadísticas.

Dentro de Norteamérica, el volumen de vuelos cae un 2% con respecto a la frecuencia y un 3% en la capacidad.

El número de vuelos internacionales con destino a Norteamérica o salida desde esta región experimentan una disminución del 4% y del 3%, respectivamente, en lo que se refiere a la capacidad, según OAG.

Los vuelos desde y a Europa experimentan un ligero aumento con un 1% más de vuelos y asientos programados.

No obstante, en la región misma, el número de vuelos disminuye un 4% y también registra un declive del 1% en la cantidad de asientos previstos comparado con noviembre del año pasado.

Por su parte, Latinoamérica sigue registrando un crecimiento en el número de vuelos y de asientos.

En concreto, aumenta un 5% el número de vuelos regionales y un 13% el porcentaje de asientos reservados.

Dejá tu comentario