Preocupa clima y precios

Edición Impresa

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Oeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2017 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

De a poco volvió a reanudarse la cosecha de soja en la zona, luego de la última lluvia de principios de la semana. Los rindes más usuales en Trenque Lauquen y Pehuajó muestran rangos de 35 a 45 qq/ha. En la zona de Carhué y Casbas los rindes son más bajos de 30 a 35 qq/ha, por haber sufrido falta de lluvias en el mes de enero. En algunas zonas persisten los problemas de falta de piso.

Se está priorizando la trilla de soja por sobre los lotes de maíz de primera.

Las tarifas de trilla para rindes del orden de 38 a 40 qq/ha rondan los 1200 a 1300 $/ha en cosechadoras que cuentan con mapeo de rinde en cada lote cosechado, y 1100 $/ha en cosechadoras sin mapeo. La cosecha de girasol finalizó con rindes de 21 qq/ha en promedio, por debajo de lo esperado.

Es oportuno aclarar que hay muchos campos que muestran pérdidas parciales de superficie sembrada por los excesos hídricos, con lo cual los rindes promedio sobre superficie sembrada serán más bajos a los mencionados. En los campos de General Villegas siguen los problemas de inundación con pérdidas totales en los campos bajo agua.

La fuerte baja de precios en los mercados internacionales a raíz de la excelente cosecha en Brasil y en la Argentina, pesa sobre las proyecciones provocando caídas en los márgenes esperados y encareciendo los costos medidos en quintales (producto). En las proyecciones del cuadro para siembras en campo propio, los rindes de indiferencia para cubrir la totalidad de los costos (directos y de estructura) en trigo son del orden de 42 qq/ha (vs 37 qq/ha dos meses atrás) y para la soja de 2ª de 19 qq/ha (vs 16 qq/ha dos meses atrás). Para el maíz en tanto, los rindes de indiferencia proyectados son de 61 qq/ha (vs 59 qq/ha hace dos meses), para el girasol de 15 qq/ha (vs 14 qq/ha dos meses atrás). Para la soja de 1ª los costos proyectados con los precios actuales son de 27 qq/ha (vs 23 qq/ha hace dos meses).

En lo que respecta a los productores que cosecharon trigo, muestra un fuerte quebranto, que será sumamente difícil recuperar con los resultados de la soja de segunda.Para siembras en campo arrendado, para un valor de arriendo estimado en 10 qq/ha de soja, los rindes de indiferencia se ubican en el orden de 51 qq/ha en trigo, 24 qq/ha en soja de 2ª, 76 qq/ha en maíz, 20 qq/ha para girasol y en 35 qq/ha para soja de 1ª (vs 32 qq/ha en las proyecciones de hace dos meses).

Los productores están con la mirada puesta en el clima y en terminar la cosecha lo más pronto posible, para que las lluvias no compliquen la finalización de una campaña con lluvias en exceso. La caída en los precios no es un tema menor y ya pesa en las proyecciones para la próxima campaña en lo referido a negociaciones por arrendamiento.

Dejá tu comentario